Table of Contents


Snapshot_of_me_4.png







logo
logo

e-learning, web 2.0, web 3.0, ple, epa, web semantica, knowledge management, comunidades, redes sociales, futuros, cibercultura



external image dreig21-131x150.jpg Dolors Reig (dreig), Consultora y Profesora (Universidades, centros Formación) Tendencias TIC, Educación, E-learning, Comunidades, Social Media)

Recordando, de la mano de Lessig, la ley Sinde. No se puede aprender más que volando

dolors reig | March 27th, 2010 | No hay Comentarios »
Recordando, de la mano de Lessig, la ley Sinde. No se puedeaprender más que volando
Recordando, de la mano de Lessig, la ley Sinde. No se puedeaprender más que volando

No había opinado antes por aquella precaución de Jarvis que tanto me gustaba al descubrirla por estos lares: “haz lo que sepas hacer mejor, enlaza (o twittea, en un lenguaje unos meses más actual) el resto”.
Pero tenía esta imagen, que de sobra conocéis, en el escritorio. Y después de ver la Ted Talk de Lawrence Lessig, de recordar su metáfora sobre el cánon del espacio aéreo, no podía dejar de escribir este post – remix.
Recordaba el otro día este pequeño desvarío, de hace casi tres años ya, que tan bien, creo, acompaña todos esos elementos y refleja lo que creo que muchos/as sentimos ante la Ley “Sinde”, lo antinatural que la sentimos.
Constituye la pequeña mejora que pretendo aportar al tema. Disculpadle la ingenuidad. Espero, por otra parte, no haberla perdido :


Me importa un pito que el conocimiento venga de páginas de dudosa estética o carga lenta.
Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezca grave, anónimo o plagiado.
Soy perfectamente capaz de soportarle un índice de errores ortográficos que sacaría un cero en un examen de primaria…
¡Pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no le perdono, bajo ningún pretexto,
que no sepa volar.
Si no sabe volar ¡pierde el tiempo si pretende seducirme!
Esta fue -y no otra- la razón de que me enamorase, tan locamente, de Internet.
¿Qué me importaban sus entradas sin referente y sus mensajes de error ocasionales? ¿Qué me importaban sus pop-ups y sus sevidores caídos?
¡La red, para el conocimiento, era una verdadera pluma! Desde el amanecer volaba… de Madrid a Tegucigalpa, volaba de Berlín a Buenos Aires. Volando me preparaba la lectura, la sorpresa. Volando realizaba sus conexiones, sus pasos silenciosos hacia la utopía…
external image n186879394498_9750.jpg¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, de algún paseo por ese blog amigo! Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado…la red…y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus letras de pluma, para llevarme, volando, a cualquier parte…
¡Qué delicia la de tener ideas tan ligeras…, aunque nos hagan ver,de vez en cuando las estrellas! ¡Qué voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes… la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer las ideas libres, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivo un medio interesado? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir entre rejas o convivir con información que no pueda transmitirse, contrastarse, modelarse, apropiarse, transformarse?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de las ideas impuestas, de las ideas pagadas….
y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar,
que pueda saberse, que pueda formarse, que pueda aprenderse…
más que volando.

Poema original de Oliverio Girondo.


Suscribo, obviamente, como sabéis si leéis El caparazón a menudo, el Manifiesto En defensa de los derechos fundamentales en Internet, la propuesta de No al cierre de Webs.

Y os recomiendo finalmente, por si necesitáis convenceros o convencer a alguien, esta maravilla de Ted Talk con subtítulos en español que os hará entender lo que magistralmente Lessig resume durante los últimos minutos:
Los bits son libres y la materia con la que puede construirse hoy lo que más allá de un capricho penalizable es un instinto irrenunciable en el ser humano: la creatividad. Que se lo digan si no, a nuestros hijos…(“nosotros veíamos televisión, ellos la producen”)
Atentos al ejemplo de la aviación. O a la fantástica metáfora de las cuerdas vocales (“La Read Write Web nos devuelve la voz, las cuerdas vocales que John Philip Sousa reivindicaba y pronosticaba muertas tras la aparición de los primeros medios de grabación de audio)
Hacíamos “aire” y “voz” parte frecuente de la metáfora por lo “free”, pero tal vez no sabíamos que a veces la realidad, la historia nos supera. Lessig coincide con el pájaro, con el poema, con el manifiesto: “No se puede aprender más que volando”.



“Junto”, entre Chatroulette y Skype, como herramienta de diálogo-aprendizaje


dolors reig | Wednesday, March 24th, 2010 | 2 Comentarios »
external image picture-331-150x150.jpg
Google Buzz
Google Buzz

Derivaría de la idea de Chatroulette y podría significar una nueva forma de formación abierta en la web, cercana al Peer to peer, exploratoria y realización, nuevamente, de una utopía proyectada y experimentada, con todos los límites impuestos por la realidad, allá en 1727.
Originalmente Junto era un tipo de club, inventado por Benjamin Franklin para el aprendizaje entre pares (crecimiento mutuo). Similar también a los cafés literarios, su propósito era el debate de temas morales, políticos, filosofía, etc…

¿Formas prefabricadas de diálogo? Se trata, posiblemente, de estructurar, habilitar en formato “live”, formas de diálogo que ahora ocurren de forma más o menos espontánea y en distintos formatos. La conversación es en sí un elemento esencial en el Aprendizaje Informal que proponemos desde formas abiertas, distribuidas, en la red, de aprendizaje (Paulo Freire hablaba de Educomunicación).
Hemos visto manifestaciones extraordinarias de Crowdsourcing hace unas horas. Los estudios dicen, además, que la conversación, si es significativa, nos hace más felices.

Cuando dos personas establecen una conversación profunda, crean significado compartido, fortaleciendo conexiones y lazos de interdependencia, lo que proporcionaría seguridad, felicidad.
Aunque suene contraintuitivo, la gente que se pasa el día manteniendo profundas discusiones y menos en diálogos simples, parece ser más feliz, según Matthias Mehl, psicólogo en la Universidad de Arizona.

external image picture-33.jpg
Esta es la premisa que Venessa Miemis, autora de la idea, propone, a la espera de desarrollos tipo mashup o específicos de una herramienta que integre las funciones de ChatRoulette format + Livestream + Twitter Backchannel en un solo lugar.
Aunque la idea ha sido muy bien recibida, creo que debemos, como su autora comenta, esperar a ver la apropiación que hacen de ella los usuarios. En mi caso, sugen algunas dudas acerca de su interés o novedad real (me ha recordado Formspring, entre otras formas de rentabilizar el trabajo de expertos/as, consultores/as, coachs, etc…) de si no existe ya, simplemente como canal o formato en esta sociedad de la conversación.

¿Conversación organizada? ¿Graduación del nivel de azar.
¿Con quien quieres hablar hoy?, moviendo la rueda entre polos opuestos de seguridad y libertad….
¿Qué posibilidades existirán de que podamos hablar con quien realmente queremos? ¿Tendremos tiempo, sabremos dar la importancia debida a este tipo de reflexión – aprendizaje social?



Evaluar, motivar a la generación gamer

dolors reig | Sunday, March 21st, 2010 | 4 Comentarios »
external image 1268468934049-150x150.jpg
Google Buzz
Google Buzz

“El juego oprime y libera, el juego arrebata, electriza, hechiza.”
JOHAN HUIZINGA, Homo ludens.

¿Porqué hacer aburrido lo que puede ser divertido? era el presupuesto de The Fun Theory, pero la frase podría haber inspirado también los discursos de Jesse Schell o Jane McGonigal sobre el potencial de la exploración de las reglas del diseño de juegos juego aplicadas a distintos aspectos de la sociedad “real”.
La tradicional vinculación de juego y netart, el éxito reciente de Foursquare o Gowalla juegos en la intersección de la web móvil y la social, o el llamado fenómeno Farmville, aportarían múltiples matices a la historia.
Me preguntaba hace poco Joan (@janquim) para 3cat24 y le dejaba, entre otras, la siguiente reflexión:

Realidad y juego no siguen reglas tan distintas. Vivimos jugando al juego de ganar puntos, de una u otra forma. Sueldos, estatus laboral, poder, son algunos de los premios que recibimos por ganar o participar. Lo que nos proporcionan los juegos online de hoy son realidades mejoradas (mantenemos nuestros contactos en redes sociales, por ejemplo).
Son entornos psicológica y físicamente más seguros. Si, al fin y al cabo, la historia no nos convence, podemos huir en un click. Consiguen proprcionar experiencias de usuario, experiencias, al fin y al cabo, vitales, en que la ratio de riesgo – placer resulta muchísmo más favorable que en la realidad.

Pues bien, parece que la investigación apoya lo anterior y en Itnews explican sendos ejemplos de ello en Educación y mejora del desempeño profesional:
Objetivos bien definidos y premios incrementales son dos típicas técnicas en diseño de videojuegos que pueden motivar a la generación “gamer” en el puesto de trabajo, de acuerdo con investigaciones recientes en US.
Lee Sheldon, de la Universidad de Indiana cree que los managers deben repensar cómo motivan a las nuevas generaciones en el puesto de trabajo. Cuando cosas como el sueldo, añado, han perdido importancia cultural o cuando las fronteras entre lo personal y lo laboral continúan diluyéndose, parece que observar cómo se motivaron, como crecieron y aprendieron las generaciones de “gamers” puede aportar pistas interesantes.
El año pasado Sheldon reemplazaba el sistema de grados tradicional en dos de uss clases sobre diseño de juegos con un sistema basado en “puntos de Experiencia” (XP), de uso típico para medir el progreso en juegos de role-playing.
Los estudiantes empiezan el programa como avatares en el nivel uno, que corresponde a cero XP y un grado de ‘F’. Ganan puntos completanto desafíos, luchando contra “monstruos” y haciendo trabajos, ofreciendo presentaciones y resolviendo cuestionarios y exámenes, participando en proyectos.
Como en el popular juego online game World of Warcraft, los estudiantes se agrupan en gremios que pueden actuar por sí mismos o formar parte de grupos con miembros de otros gremios.
En general, lo que logramos con este tipo de acercamientos y teniendo en cuenta que estamos formando o trabajando con nativos digitales (cuya dieta cognitiva, nos diría Piscitelli, son cosas como las redes sociales o los videojuegos) es mayor entusiasmo. Dicho en otros términos, cuando los elementos de la clase se plantean en términos familiares, asociados al juego, la educación se vive de una forma más divertida.

Juego transparente, cuentas de resultados y desempeño:
Muchas especificidades del diseño de juegos pueden ser aplicadas al puesto de trabajo. Definición clara de objetivos, premios incrementales por desempeño y el mantenimiento de un adecuado equilibrio entre esfuerzos y resultados son algunas de ellas.
Tenemos en Express Data (nombrada por Hewitt la empresa que mejor trata sus Recursos Humanos (RRHH) en 2009) un ejemplo de aplicación de las recomendaciones de Sheldon.
Así, no me sorprende que resulte imprescindible, como nos diría la vieja regla cognitiva (la ambigüedad en la tarea genera procastinación), proporcionar feedback claro, explicitar las reglas, los objetivos de juego al máximo:
Hewitt destaca cómo las mejores empresas empleadoras proporcionan feedback consistente a sus trabajadores, tanto en reglas y objetivos como en premios.
¿Imagináis jugar a los bolos sin saber cuántos habéis tirado en cada lanzamiento? Parece que sin conocer los resultados se diluye, desaparece el carácter motivador del juego…
¿Necesitamos más argumentos para la reciprocidad y transparencia en las Relaciones Laborales?
No estoy demasiado de acuerdo, como comentaba a 3cat de que se trate de algo nuevo. El juego es para Huizinga, creador del término y el libro “Homo Ludens”, una función llena de sentido.
Pero sí con que la metáfora del juego, más si la desprendemos de las excesivas connotaciones de competitividad, es un potente e interesante motivador de la actividad humana.

Creo que la última es una idea potente. De cómo desprender al juego de competitividad, de restar importancia a la evaluación, a los objetivos, de potenciar la creatividad, va también la construcción de mundos que serían de verdad enriquecidos, de verdad aumentados.
No sé si estaremos a tiempo ya de jugar por jugar, disfrutar del proceso, volver a ser artesanos
Esa es posiblemente la utopía.





Gestión del Conocimiento, Aprendizaje Informal y Social Media en Madrid

dolors reig | Friday, March 12th, 2010 | 1 Comentario »
external image entornos-colaborativos1-150x150.png
Google Buzz
Google Buzz

Os dejo programa de la sesión en la que participaré, con Ibermática, el próximo 25 de marzo en Madrid.
El evento Metodología de Social Business Media para la Gestión del Conocimiento es una buena oportunidad para hablar de herramientas 2.0 en gestión del conocimiento y social media, con un entorno de “socialware” válido para ambos ámbitos y capaz de generar o facilitar sinergias positivas entre ellos.
La idea, la combinación de objetivos para el individuo y la organización de Social media y comunidades que expresábamos en anteriores presentaciones (en este caso para Interactúa en L´Anella) no es nueva, pero sí muy potente como estrategia de verdad sostenible y auténtica.

Ser expertos a través del trabajo colaborativo interno, mostrarlo en los canales social media, deberían ser las caras de una misma, valiosa moneda: la de la relevancia, la muestra constante de experticia en nuestro sector.

external image entornos-colaborativos.png
Es la segunda vez que estoy con ellos y coincidimos, creo, en el enfoque al considerar aprendizaje y gestión del conocimiento como estrategias centrales de posicionamiento y presencia transparentes en los canales sociales. No es lo habitual…
Aquí su invitación:
“Ibermática tiene el placer de invitarle a la jornada “Metodología de Social Business Media para la Gestión del Conocimiento”, en la que contaremos con la participación de Dolors Reig (experta en Social Media y aprendizaje) y Devan Batavia (Gerente de Jive, software líder en Social Media).
Durante la jornada, que será dinamizada por la unidad HCM-Innovación en personas de Ibermática, exploraremos cómo aplicar metodologías y sistemas de Social Media en entornos corporativos. Para ello, los asistentes tendrán la oportunidad de poner en práctica los conocimientos adquiridos a través de un taller práctico sobre un caso real de implantación de herramientas de Social Media en una organización.
Social Media hace referencia al uso de las herramientas 2.0 para publicar contenidos de manera accesible y diseminarlos a través de la interacción social (blogs, wikis, marcadores sociales, social networking, multimedia sharing…). Su aplicación a los entornos corporativos, que denominamos Enterprise 2.0 ó Social Business Media, permite capturar la inteligencia colectiva de la organización. Existen varias razones para aplicar una estrategia de Entreprise 2.0:
  • Incremento de la colaboración de los grupos de interés.
  • Incremento de la creación y difusión del conocimiento tácito y, por tanto, el aprendizaje informal.
  • Incremento de la creación de conocimiento explícito.
  • Incremento de la productividad e innovación.
  • Atracción y retención de los grupos de interés de la Generación del milenio (millennials, los nacidos a partir de 1980)
  • Creación de una cultura de apertura e inclusión.
  • Ayuda a reducir el gap cultural corporativo, al descubrir y reutilizar el conocimiento oculto.
Aproveche esta oportunidad única, especialmente recomendada para las personas involucradas en la dirección estratégica, en programas de cambio organizativo, en la dirección de RR.HH., en innovación y gestión del conocimiento, en la mejora de las prácticas de gestión del personal o para personas que gestionan-lideran equipos humanos.









El costo de la diversidad y la mismidad

Martes 16 Marzo, 2010 · 12 comentarios

external image jung.jpg?w=500
Tal como lo recojo de la wikipedia, en el libro Recuerdos, sueños, pensamientos, Carl Gustav Jung se refiere al proceso de individuación como «aquel proceso que engendra un individuo psicológico, es decir, una unidad aparte, indivisible, un Todo». En palabras del propio Jung:

Individuación significa llegar a ser un individuo y, en cuanto por individualidad entendemos nuestra peculiaridad más interna, última e incomparable, llegar a ser uno Mismo. Por ello se podría traducir individuación también por mismación o autorrealización.


Noto una y otra vez que el proceso de individuación se confunde con el devenir consciente del Yo, y por ello el Yo se identifica con el Sí-mismo (arquetipo central de lo inconsciente colectivo), de lo que naturalmente surge una grave confusión del concepto. Pues de este modo la individuación se convierte en el mero egocentrismo y autoerotismo. Sin embargo, el Sí-mismo comprende infinitamente mucho más en sí que un mero Yo… Es tanto uno como los otros, como el Yo. Individuación no excluye al mundo sino que lo incluye.

external image 2374324759_15f9d33cfd.jpg
La pregunta sería cómo cada uno de nosotros podemos encarar el proceso de individuación con miras a alcanzar la totalidad de nosotros mismos cuando nos vemos desde nuestro yo pequeño, nuestro ego condicionado, permanentemente agobiados por la influencia de lo externo tensionados en una contienda desigual. El economista y catedrático español, Juan Urrutia Elejalde, afirma que el camino hacia la individuación se debería realizar a través de sucesivas traiciones. Técnicamente, es traición renegar con dichos o acciones (sean éstas voluntarias o involuntarias), un compromiso de lealtad hacia una idea, asociación, o grupo de pertenencia. Por eso, como lo afirma en su texto: La individuación por pertenencia:

Mientras las decisiones de una persona están dictadas en su mayoría por la identidad del grupo a que pertenece, menos auténtica es su individualidad. Para convertirse en un individuo genuino y autónomo, la persona debe despojarse de las señas de identidad del grupo a que pertenece. Tiene que irse liberando de aquellos rasgos que comparte con los demás miembros del grupo y pasar a compartir rasgos culturales alternativos que identifican a los miembros de otros grupos. Pero para ello no tiene más remedio que traicionar. En efecto no basta con salirse de un grupo para pasar a un limbo desidentificado; sino que no hay más remedio que pasar de un grupo identitario a otro y a esto se le llama traición, entendiendo ésta como la disidencia in acto. Esta traición se desarrolla en el tiempo pues el individuo que se lanza a enredase en este proceso de inviduación no llega a su meta a no ser que, una vez pasado a otro grupo, no abandone también éste a través del despojamiento de otro rasgo perteneciente a este tercer grupo.

Y continúa:

En el límite de este proceso el agente individual se ha convertido en un individuo genuino en el sentido de que ha conformado un vector de rasgos culturales que solo a él le definen. Se puede, por lo tanto, decir que el individuo se hace tal a través de la pertenencia a diferentes grupos a los que traiciona secuencialmente. Hacerse individuo auténtico en el sentido heideggeriano pasa por traicionar al grupo en mayor o menor medida.


… el proceso de individuación no tiene fin y, además, no creo que fuera bueno que lo tuviera pues, además de perder oportunidades de acceder a la autenticidad perderíamos diversidad. En efecto, los imaginarios culturales colectivos vehiculan pautas conductuales que, por un lado, facilitan la vida en común y que, por otro lado, es bueno que sean plurales y se rocen unas con otras contribuyendo a la emergencia de otras nuevas y presumiblemente “mejores”.


… Especulando un poco podríamos decir que cuanto más fuerte son las identidades más costosa es la traición y tanto más creíble y profunda cuando, a pesar de todo, se lleva a cabo.

external image BorgesyJudas.jpgEn el famoso y fabuloso cuento Tres Versiones de Judas, Jorge Luis Borges narra las elucidaciones y tribulaciones del catedrático Niels Runeberg quien abductivamente eleva a Judas, en una de sus versiones, a la secreta categoría de redentor afirmando que si el verbo, digamos Dios, se rebajó a ser hombre para la redención del género humano, afirmar que fue hombre y que fue incapaz de pecado encierra contradicción, por lo que debió hacerse hombre hasta la infamia, hombre hasta la reprobación y el abismo. Para salvarnos, pudo elegir cualquiera de los destinos que traman la perpleja red de la historia; pudo ser Alejandro o Pitágoras o Rurik o Jesús; (sin embargo) eligió un ínfimo destino: fue judas, “el gran traidor”.
Y es que tal vez, como he tratado de expresarlo, sea la traición a sucesivos grupos que intentan moldearnos, el camino a través del cual podemos alcanzar la completitud de nosotros mismos. Una traición que debe ser entendida como la deriva consciente hacia la diferenciación en beneficio de la diversidad del sistema que, a su vez, es la unidad de nosotros mismos. Hasta valdría pensar que la evolución no sea más que un interminable proceso de sucesivas traiciones que gratifican a la diversidad. Ciertamente, siempre se paga un costo. Supongo que el mayor de ellos es el de la soledad…
Fuente: Wikipedia, La individuación por la pertenencia.


Reina la Reina Roja

Lunes 15 Marzo, 2010 · 3 comentarios



Alicia miró alrededor suyo con gran sorpresa.
-Pero ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!
-¡Pues claro que sí! -convino la Reina-. Y ¿cómo si no?
-Bueno, lo que es en mi país -aclaró Alicia, jadeando aún bastante, cuando se corre tan rápido como lo hemos estado haciendo y durante algún tiempo, se suele llegar a alguna otra parte…
-¡Un país bastante lento! -replicó la Reina-. Lo que es aquí, como ves, hace falta correr todo cuanto una pueda para permanecer en el mismo sitio. Si se quiere llegar a otra parte hay que correr por lo menos dos veces más rápido.
Lewis Carrol, Alicia a través del espejo

external image alice_in_wonderland_helena_bonham_carter_red_queen.jpg
La carrera de la Reina Roja, es una hipótesis de la biología evolutiva, que describe la necesaria mejora continua de las especies, sólo para mantener el statu quo con su entorno. Como hemos visto, el término fue tomado del cuento de Lewis Carroll Alicia a través del espejo, la secuela de Alicia en el País de las Maravillas. En el cuento, los habitantes del país de la Reina Roja, deben correr lo más rápido que puedan, sólo para permanecer donde están, pues el país se mueve con ellos. El principio puede ser expresado en los siguientes términos:

“Para un sistema evolutivo, la mejora continua es necesaria para sólo mantener su ajuste a los sistemas con los que está coevolucionando”.

La hipótesis de la Reina Roja fue propuesta por Leigh Van Valen a nivel de los sistemas biológicos, sin embargo y ciertamente no supondría sorpresa es necesario considerarla también en el ámbito de los sistemas societales. Los dirigentes y políticos de nuestros países quiéranlo o no se están enfrentando a un novedoso escenario: el mundo de hoy está signado por colosales transformaciones, la aparición de nuevos sectores, la emergencia de nuevas reglas de juego y de nuevas formas en que se generan dichas reglas de juego, suponen la consideración seria de esta hipótesis. En la actualidad y dado que vivimos en un mundo en transformación, quien no avanza, retrocede. Esto es válido a nivel personal, a nivel de las organizaciones en las que nos desempeñamos y a nivel de los territorios que habitamos.
Es por eso que la promoción de sistemas de innovación, no sólo tecnológica, sino también social es fundamental para mantener la condición que se ha alcanzado, no ya como forma de mejorar. Me refiero a la innovación en gestión. Los enfoques teóricos orientados a analizar los procesos de innovación suelen ser limitados, estáticos y aislados de la complejidad emergente.
Esta voraz carrera por mantenerse en el lugar en el que se está nos obliga a entender que la flexibilidad es (tal vez) la fortaleza más importante que debemos sostener. El compromiso y la promoción del aprendizaje continuo debería ser un tema prioritario. No se trata de instaurar programas de innovación sino de encontrar la forma en que la innovación (y la comunicación entre actores para que ello ocurra) sea el modo de vida de las organizaciones, el espíritu a través del cual se evoluciona para mantenerse. Ello supone que quienes dirijan un colectivo se transformen en verdaderos líderes que entiendan que es absorbiendo la complejidad del entorno, es decir asumiendo la mayor flexibilidad mental posible y teniendo una abierta disposición al cambio, la forma de garantizar la supervivencia del colectivo.
Fuente: Wikipedia


Educación el línea y el rol del tutor virtual


Diego Leal Fonseca
http://conectivismo.pbworks.com/Tutor-Virtual

Taller online gratuito para docentes: "Nuevas maneras de aprender"



Debes ser el cambio que quieres ver en el mundo Gandhi










II Jornadas TIC


http://jornadastic.com/



http://jotaclick.blogspot.com/

Jordi Adell


II JornadasTIC Jordi Adell from Mayeutic on Vimeo.



Educando en el siglo XXI

Juan Miguel Muñoz
La escuela tiene que estar en la sociedad del conocimiento y de la información.
¿Cómo aprendemos?
Según William Glasser
  • 10% de lo que leemos
  • 20% de lo que oímos
  • 30% de lo que vemos
  • 50% de lo que vemos y oímos

Se convierte en aprendizaje ............................... es decir ----- Estamos trabajando aprendizaje pasivo

  • En cambio, el 50% de loque discutimos con otras personas,
  • El 80% de lo que probamos, experimentamos (aula, laboratorio, trabajo en grupo)
  • Y alrededor del 95% de aquello que enseñamos a otras personas
  • ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
  • Suponen un aprendizaje activo ------------------ el alumno es el protagonista pues consruye conocimiento

Cono del aprendizaje de Edgard Dale
conoDale.jpg
En definitiva ... Aprender haciendo

Educando en el Siglo XXI from Mayeutic on Vimeo.



e-competencias docentes

Cristobal Cobo Oxford
http://ergonomic.wordpress.com/

e-Competencias Docentes from Mayeutic on Vimeo.



Herramientas e Internet en el aula

Juan José Muñoz

Herramientas TIC e Internet en el Aula from Mayeutic on Vimeo.



Alfabetización digital y currículo escolar



Alfabetización digital y curriculum escolar from Mayeutic on Vimeo.






Aprender en línea

http://www.edu20.org/


De Twitter

Mapa Conceptual


http://mind42.com/pub/mindmap?mid=7165a87d-930c-4ba2-9d79-2800c0c1a181


Escuela tic 2.0

http://sites.google.com/site/formacionmodulo2/guion-estudio-comparativo-de-recursos

¿Hay o no futuro? no se entiende, en absoluto, Internet


Por Dolors Reig

He pasado unas horas con periodistas, últimamente, en sendas conferencias virtuales para el Tec de Monterey y el Universal sobre Periodismo digital y ciudadano (tenéis en el enlace presentación).
No es un ámbito que conozca a fondo, no más allá de la web. Tal vez ese sea el motivo de la alerta que me producía la siguiente noticia:

Una de las mayores agencias de noticias del mundo, la británica Reuters, ha decidido empezar a controlar las cuentas de Twitter de los periodistas que tiene en plantilla. El motivo no es otro que el adelanto que éstos hacían de sus exclusivas antes de emitir el teletipo.

En una guía elaborada por Reuters sobre cómo deben usar las redes sociales e Internet parece que la agencia intenta moderar el efecto de la autocomunicación de masas, de la viralidad, del periodismo, en definitiva, ciudadano sin importarle demasiado, ni la web, ni los derechos de sus propios trabajadores.

Además, el manual invita a los redactores a separar su actividad personal y profesional en Twitter y les avisa de que sus cuentas profesionales serán revisadas por la empresa.
También les aconseja que se lo piensen bien antes de escribir en redes sociales y que no viertan opiniones políticas o ideológicas. Sobre la búsqueda de información en la red, les reclama que extremen la precaución en los datos que toman de la famosa página Wikipedia.

Parece que la agencia, prima lejana, como mínimo, de la SGAE, asegura en su guía que Wikipedia es un buen “punto de partida” a la hora de recabar documentación pero exige que sus datos deban ser contrastados por otra vía antes de darlos por válidos.
Lo de siempre… la prensa, las instituciones como permanentes garantes de la veracidad, como “watchdog”, como veíamos en las sesiones de las que os hablaba, de una inteligencia ciudadana cansada ya de ser puesta en duda.
Suscripción a noticias de pago en las versiones digitales, completan el panorama actual de los medios tradicionales (“el cobro en Internet es fundamental”)…
¿Quién de verdad se adapta al modelo Freemium? ¿Creemos de verdad que los bits deben ser libres? ¿Porqué no nos damos cuenta aún de que no puede ser de otra forma? Una vez más, los valores generativos, el valor añadido que podemos aportar cuando queremos “vender” productos o servicios que pueden ser gratuitos en la web, se desconocen.
Llevaba días sin la vieja sensación: se legisla, se limita, se amenaza, se regula, se sanciona (un dueño de un gimnasio, un peluquero, pero no las cadenas multimillonarias de ambos servicios están entre las últimas víctimas de la SGAE) sin entender, en el mejor de los casos, nada de nada, de la lógica (distinta) de la web.
No voy a juzgarlo. Ni siquiera me queda más remedio que recordar que siempre han sido escasos, peligrosos para los sistemas de poder imperantes, los ratones que utilizando una manida metáfora, han sabido sobrevivir cuando alguien se ha llevado su queso.
O, dicho de otro modo: hay gente (la mayoría) que, simplemente, no sabe estar en Internet.
Vuelvo a un viejo artículo, cuando analizábamos los palos de ciego en torno a la llamada Escuela 2.0:

Aquí empezamos, esto lo hemos estado construyendo, a nuestra medida, los usuarios, los amateurs, ciudadanos independientes y apasionados. Llegaron después, este mismo año en España y al olor de los beneficios de Google, las empresas. Su implementación, la adopción de la cultura de los usuarios les es aún complicada (por no decir imposible) y requiere de arduas labores de consultoría y sensibilización.
Llega ahora, como siempre rezagado y efecto Obama mediante, el gobierno. Y cometerán, uno a uno, los mismos fallos que primero usuarios y hoy empresas están cometiendo.
¿Recordáis la metáfora? Inmigrantes, residentes, visitantes digitales: Los políticos encargados de trazar algunos de los puentes más importantes entre Internet y el “mundo real”, son turistas aquí.

Somos, muchos de los que me leéis y yo misma, los/las guías que podemos evitar las muestras de colonización de lo bárbaro que vivimos.
Y es que no puede sonarme a otra cosa la noticia siguiente, que me dejaba Ariel y a la que también quería dedicar el vídeo posterior:

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha confesado que se hizo un perfil falso de la red social Tuenti para controlar a sus hijos. Además, ha animado a otros padres a hacer lo mismo, durante una conferencia en la que ha alertado de los peligros del uso de Internet en la inauguración de un curso en la Escuela de Negocios de la Universidad San Pablo CEU.

Consultad la noticia para más despropósitos. Parece una pesadilla, salida de la reencarnación de lógicas sociales totalitarias que creíamos haber superado.
Sean ratones olisqueando quesos perdidos o los nuevos conquistadores para el mantenimiento del control social, lo cierto es que a muchos les ocurre (o les va a ocurrir ) lo que al protagonista del vídeo, la incapacidad de presentarse desde la igualdad y no desde tradicionales posiciones top-down de poder.
O lo que es lo mismo, pánico por no saber escuchar, por no querer o saber aprender, pánico por interacción:

A cambio de tanta decepción me llegaba después, desde Pido Ayuda, el vídeo que Fernando da Rosa, con un artículo que lo contextualiza, nos deja en su blog.
¿Hay futuro o como se deía en tiempos peores dios da dientes a quien no tiene que comer? Dudo, sinceramente, de la profesionalidad, de la profesionalización en el caso de las dos noticias anteriores al vídeo de los Muppets.
No sé, sinceramente, ni dónde queda la pasión por informar de Reuters ni dónde la objetividad del que se supone que debería defender al menor.
Si el vídeo, si Richard, Marisol, Lucas y el “Plan Ceibal más allá del aula” no nos resuelven el desconcierto, recordaremos…:

Ella está en el horizonte -dice Fernando Birri-. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para que sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar
Eduardo Galeano, Ventana sobre la utopía.

CEIBAL más allá del aula from Fernando da Rosa on Vimeo.





TEDeducadores




Charlas TED


Un asistente a Palm Springs, llamado JD Schramm, usó en Twitter el término TEDucators para referirse a aquellos docentes que usan charlas TED en sus aulas. El asunto quedó "corriendo en el background", por qué no buscar alguna forma de divulgar más estas fantásticas charlas , evidenciando cómo usarlas para promover discusiones interesantes en nuestras aulas.



5 charlas TED que, usted no debería dejar de ver sea cual sea su relación con el sistema educativo.
La primera es indispensable. Robinson se refiere, de manera divertida y a la vez inquietante, a cosas que seguimos viendo todos los días en nuestros espacios educativos, a pesar de toooda la pedagogía, reformismo y tecnología de los últimos tiempos.




Sugata Mitra, a partir del trabajo que ha realizado en India, explora algunas razones del buen o mal desempeño escolar y cómo se relaciona con el trabajo docente, para terminar cuestionando algunas de nuestras ideas acerca de cómo se aprende la tecnología recordándonos que, por naturaleza, estamos 'cableados' para trata de entender nuestro entorno.



Kiran Bir Sethi, también en India, cuenta su experiencia 'infectando' a los niños de la India de lo que ella llama el virus "Yo puedo". Fantástica y emotiva charla, que hace pensar en el efecto real que la educación puede (debe?) tener en el mundo. (no subtitulada en español, si alguien quiere traducirla, le agradeceré enviar a: mistrabajos09@hotmail.com, y colaborar con este post)


Luego, Barry Schwartz habla acerca de cómo hemos ido perdiendo nuestra fibra moral por un exceso de dependencia en las reglas y los incentivos. De alguna manera, la charla toca las motivaciones de fondo que nos llevan a hacer las cosas que hacemos, en todos los entornos (incluidos los educativos). Para tener en cuenta, su consejo acerca de cómo NO re-moralizar nuestro actuar: con más clases de ética.




Y para terminar, más en la línea de la educación superior, Liz Coleman cuenta la experiencia de Bennington College, describe un inquietante panorama de especialización que nos quita perspectiva, y hace un llamado a repensar la forma en la cual estamos abordando la educación superior. De manera similar al caso de Kiran Bir Sethi, se trata de permitir al aprendiz caminar su propio camino, y convencerlo de que "Yo puedo" es una opción real.




Y como bono adicional (lo que llaman 'ñapa' en Colombia, o "yapa" en Argentina), un par de videos de Gever Tulley, para pensar en lo que estamos permitiendo que nuestros niños aprendan (o no):





Fuente: http://www.diegoleal.org/social/blog/blogs/index.php/2010/03/07/teducadores-y-5-charlas-ted-en-educacion-que-no-se-puede-perder?blog=2
user/Sonia Alejandra Rodriguez


Aporte de Dolors Reig



TEDxNYED: El objetivo de la educación no debe ser un diploma, debe ser un portfolio.



tedxnyed-150x150.jpgTed Conference especial sobre educación, la TEDxNYED que tenía lugar ayer en NY.

Les dejo trasncripción de tweets que traducía acerca de las intervenciones de cada autor, con algunos comentarios propios y aportaciones de otros/as asistentes. (Sobretodo, @avunque Antonio Vantaggiato)
Dejo en negrita lo que considero, aunque no nuevo (vuelvo a la idea de Victor Hugo: Nada más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado) , sí mejor explicado con las frases que han podido escucharse hoy y han inundado de necesidad de cambio en educación la Twittesfera. Dejo finalmente en cursiva lo que aportó Dolors:



Lawrence Lessig, una de las conferencias que intentaré volver a ver pero que se resume en lo que también apunta David Wiley sobre Apertura en Educación superior:
No hay educación sin apertura…. David Wiley Great philosophy for education: “Cuánto más abierta….mejor será la educación”


Dan Rosen, con muchas ideas nuevas. Buscaré más sobre Crowdsourcing y sus reglas para que funcione:
Olvidad que es gratis. Los costes/esfuerzos de coordinación son proporcionales a cuánta y cuan distribuida está la gente que participa en un proyecto.
RT @honormoorman: Rosen: “Necesitamos claridad cuando no hay proximidad, importante consejo en aprendizaje distribuido”


Jeff Jarvis, otro destacado en periodismo ciudadano, con frases muy acertadas, aunque nada demasiado nuevo:
Wesch: “en lugar de un programa tenemos una agenda de investigación que cualquier estudiante puede editar”
Jarvis: los educadores, como los periodistas, deben ser más “curators” q maestros. educomunicación de Paulo Freire años dpués
@apisanty mucho tópico, escucho, pero creo que es necesario repetirlo
rt @verarex: @dreig Las declaraciones de Jarvis se parecen endemoniadamente al
pensamiento de Lauro de Oliveira Lima, alla en los 70
el objetivo de la educación no debe ser un diploma, debe ser un portfolio. Fantástico


Gina Bianchini (CEO) sobre Ning:
RT @DonnaGenzmer: “bombing for peace is like fucking for virginity” y sin traducción
redes sociales y conectar el optimismo, la CEO de Ning inicia un discurso “emocional”


**George Siemens**, que no necesita introducción aquí, provocador, contrario al discurso corporativista (hacia Google) de Jarvis y que relataba la experiencia en los MOOCs sobre Conectivismo con Downes:
RT @gminks @gsiemens es el siguiente y está enfadado.
RT @ ToughLoveforX: ¿Qué pasa si dejamos ya el término educación y empezamos a hablar de Aprendizaje?:
La educación no es para hacer mejores Googlerers,ciudadanos corporativos, es p preparar individuos en el combate vital por la lucidez (la crítica es hacia Jarvis, cita a Morin)
“sistemas de información e interrogación” una gran frase de George Siemens en referencia a las redes sociales.
cuando aprendemos de forma transparente nos volvemos profesores, @gsiemens en cck08 en MOOCs, Cursos masivos Online sobre Conectivismo, @siemens los comenta
se pregunta el público cómo reunimos lo aprendido según la forma distribuida de aprendizaje conectivista:
creo q cerebro humano tiende a ello, es natural. Pero de forma proactiva, creando: La integración, el aprendizaje se produce cuando creamos.

RT @fleep: Mucho discurso y poco cambio real.


Dan Meyer:
La última mesa empieza con un juego sobre el último número de pi
Dan Meyer defiende que se sigan aprendiendo matemáticas. Son el lenguaje de la intución…
enjoying the “affirming role of education” with @ddmeyer and @chrislehmann
Aplica, por último, la lógica Weinberger a la educación: Thus, old encyclopedia vs. wikipedia, newspapers vs. fivethirtyeight.com are similar order vs chaos battles
El problema está en llevar a la gente desde un modelo de orden y perfección a uno de caos e imperfección: “Los analfabetos del siglo 21 no serán aquellos que no puedan leer y escribir sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y volver a aprender”


Fantástico final. Esperaremos para ello los vídeos grabados de la conferencia.



Profesores del siglo XXI


Interesante video (en INGLÉS) sobre los desafíos y recompensas de enseñar en el siglo XXI. Una mirada fresca y sugerente sobre esperanzas, oportunidades y dificultades. Recomendado...





¿Por qué no mejoran las notas de los alumnos con las TIC?


Transcribo un interesante artículo español que resume algunas de mis preocupaciones respecto a las TICs

Actualmente (plan Escuela 2.0, “projecte EduCAT 1x1”…) nuestras aulas están recibiendo las mayores dotaciones tecnológicas de la historia: pizarras digitales y lectores de documentos, ordenadores portátiles a disposición de cada alumno, intranets con plataforma educativa…
Estas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) proporcionan a los profesores y a los estudiantes nuevos canales de comunicación entre ellos y con la comunidad educativa, entornos virtuales de trabajo colaborativo, herramientas ofimáticas y la posibilidad de trabajar en la pizarra o en los portátiles con los infinitos recursos educativos multimedia de Internet.

Pero no basta con dotar las aulas de TIC. Para lograr su “buen uso” didáctico e impulsar la innovación educativa, es necesario ofrecer una adecuada formación y apoyo a los profesores, proporcionándole modelos didácticos de uso de las TIC que sean fáciles, eficaces y eficientes. El profesorado debe “ver” que las TIC facilitan su trabajo y que también facilitan los aprendizajes de los estudiantes.

Y es que efectivamente las investigaciones (ver http://www.pangea.org/dim/) indican que, “bien utilizadas”, las TIC facilitan la docencia, logran una alta motivación y participación de los estudiantes en las actividades de aprendizaje y facilitan la adquisición de algunas de las competencias básicas.

No obstante, estas mismas investigaciones una y otra vez nos indican que, pese a que los alumnos aprenden más, en general (porque en experiencias "de laboratorio" si se logran mejoras notables) no se observan mejoras significativas en los rendimientos académicos de los estudiantes, en sus calificaciones. ¿Cómo se explica esta paradoja?

En estos momentos desde el grupo de investigación DIM-UAB estamos realizando nuevos estudios en aulas con pizarra digital y también en aulas 2.0 (ver investigaciones en http://www.pangea.org/peremarques/) centradas en esta problemática y también en identificar las competencias básicas que se pueden trabajar mejor con el apoyo de las TIC.

Como punto de partida consideramos que lo que aprenden los estudiantes trabajando con las TIC, generalmente con actividades de aplicación y disponiendo de acceso a diversas fuentes de información, no es lo que luego se les pide en los exámenes, que siguen siendo los tradicionales exámenes memorísticos

Es necesario cambiar la manera en la que evaluamos. Por supuesto hay que seguir cultivando la memoria y asegurar a cada estudiante una adecuada red mental de conocimientos, pero de forma progresiva acorde a la edad, pensamos que los estudiantes deberían poder afrontar los exámenes con libre acceso a diversas fuentes de información (libros, Internet…).

Y aún más. Además del cambio metodológico y en la evaluación, pensamos que no basta con maquillar el viejo curriculum con un “enfoque de competencias”. Debemos repensar los objetivos de la escuela a la luz de nuestro ideal humanístico y de las exigencias de la sociedad actual, y construir un nuevo curriculum para Primaria, ESO y Bachillerato.
empecinados en evaluar la memoria de los alumnos en vez de valorar la adquisición de las competencias que hoy demanda la sociedad. ¿Es que no vemos que la sociedad nos lo exige?
de CHISPAS TIC Y EDUCACIÓN. Blog Pere Marquès


Proyectos


http://www.educant.org/centro-de-recursos/proyecto-ex-alumnos-tics-comunicacion-institucional

Proyecto de ex-alumnos: Las TICs en la Comunicación Institucional


El proyecto de Gabriela Hubach busca poner en marcha la capacitación de los docentes en Nuevas Tecnoclogías con la modalidad ‘Blended learning’. Busca guiar a los docentes de las escuelas en la incorporación de las nuevas tecnologías en las prácticas docentes y en la comunicación escolar.

Detalles del proyecto: Las TICs en la Comunicación Institucional


Docentes responsables

Gabriela Hubach, Instituto Adelia María, Adelia María, Cba.
Fortunato Wayllace, I.S.F.D. Nº 6031 de Pichanal, Salta

Contexto Institucional

Este proyecto tiende a implementarse en el I.S.F.D. Nº 6031 de Pichanal, Salta y en Instituto Adelia María, una escuela secundaria, de Adelia María, Córdoba, la primera tiene 340 alumnos, 23 docentes y la segunda, con 250 alumnos entre 11 y 19 años, 45 docentes.
Ambas instituciones reflejaron dificultades en la comunicación dialógica por razones de disponibilidad horaria, de diferentes contextos y por la diversidad laboral. Afectando el intercambio de opiniones, que no permitía cimentar lazos de pertenencia, comunicativos ni afectivos, ni implementar proyectos de aprendizajes. Ante esta realidad, decidimos proyectar un "Centro de Comunicaciones Virtuales" o sea una comunidad virtual y de aprendizaje que, haciendo uso de las TICs, permita desarrollar estrategias y fines positivos de sus aplicaciones como por ejemplo: desarrollar proyectos de investigación y de aprendizajes, o para favorecer la comunicación y el intercambio de ideas entre todos los integrantes de la comunidad educativa, en especial optimizar las comunicaciones dentro y fuera de las instituciones a través de las TICs.
La incorporación positiva de las TICs favorece la creación de este "Centro de Comunicaciones Virtuales" porque multiplica las posibilidades de comunicarse, la comunicación presencial se ve potenciada, sinergizada con la comunicación virtual y su incorporación a la tarea docente, incrementa la motivación de los alumnos, desarrolla un aprendizaje independiente, favorece la práctica reflexiva y la realimentación informativa.

Objetivo General

Contribuir a la formación de un "Centro de Comunicaciones Virtuales" en las escuelas porque favorecerá:
- La comunicación y el intercambio de ideas e información entre los integrantes de la comunidad educativa
- El desarrollo de proyectos de investigación y/o aprendizaje.
- Las prácticas docentes innovadoras de aprendizajes.
- Los espacios de trabajo colaborativo.

Objetivos específicos

Para el logro de este objetivo los miembros de las comunidades educativas se comprometen a:
  • Capacitarse en la incorporación de las TICs en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Trabajar en el diseño y edición de la Página Web de la institución que presente la misma y favorezca la interacción de los alumnos, docentes y la comunidad contextual.
  • Diseñar propuestas de trabajo colaborativo sobre problemáticas actuales y relevantes para los docentes y alumnos que incorporen las TICs como herramientas de aprendizaje.
  • Interactuar con las TICs en las tareas cotidianas de enseñanza y aprendizaje.

Fundamentación Pedagógica

En la actual "Sociedad de la Información": "el conocimiento" se distribuye sin límites de espacio y tiempo; debido al avance de la tecnología digital y la comunicación en redes. Potencia una nueva revalorización del mismo, pero de un conocimiento expandido y global que invade todos los tiempos y todos los espacios.
Si bien la escuela sigue siendo la depositaria del saber cultural, pero no de todo el saber socialmente relevante, va perdiendo el poder social tradicional y debe apelar a su capacidad de autogestión: generando nuevas fuentes de saber, crear espacios de exploración, invención, participación, incorporar los nuevos lenguajes digitales y las comunidades virtuales, fomentar la actualización docente, y redefinir su rol. La generación de las nuevas comunidades de aprendizaje, los materiales didácticos disponibles en el espacio y la integración de las comunidades docentes permitirán un proyecto educativo integral.
Desde las perspectivas comunicacionales, Edith Litwin sostiene que "...las nuevas tecnologías son posibilitadoras de encuentros y permiten compartir proyectos virtuales...". Son dispositivos mentales y computacionales que apoyan, guían los procesos de pensamientos de los usuarios o sea son herramientas de construcción de conocimiento.
Éstas apoyan el aprendizaje constructivo porque los alumnos procesan información en forma significativa, construyen sobre conocimientos previos, elaboran nuevos conocimientos y lo interrelacionan con su conocimiento disponible, reflexionan sobre lo que saben, lo que necesitan aprender y lo evalúan, además, tienen metas de aprendizaje.
Éstas favorecen la interactividad, la revisión de ideas y generar feedback continuo entre docentes y alumnos. Bajo estos supuestos la unidad cognitiva en funcionamiento en nuestras instituciones es la comunidad (directivos, docentes, alumnos, contexto) y no mentes individuales. La obra de una persona (directivos, docentes, alumnos) en colaboración con la tecnología podría ser mucho más inteligente que la obra de una persona a solas.
El trabajo colaborativo entre los actores de las comunidades educativas con la incorporación de las TICs como herramientas para lograr distintos objetivos, permitirá seleccionar temáticas desafiantes y relacionadas con los intereses de los alumnos, respetando los contenidos curriculares del Proyecto Educativo Institucional, porque emplean las tecnologías como "puentes" o ayudas para transitar caminos difíciles, generando otras perspectivas de trabajo, análisis y enriqueciendo el estudio. En consecuencia propicia el desarrollo de prácticas docentes innovadoras tras la incorporación de las TICs.
La incorporación de las TICs tiende a facilitar la comunicación entre los miembros de las Instituciones, los procesos de gestión académica, administrativa y tutorial, las prácticas de enseñanza y aprendizaje y la difusión.
Respondiendo a los objetivos de los Proyectos Educativos Institucionales (P.E.I.) y a los objetivos específicos de las disciplinas involucradas favoreciendo la inserción del alumno en la sociedad y la proyección a la comunidad y al mundo, o sea la sociedad de la información.

Uso de las Tics

Diseñar, desarrollar y publicar el sitio web de la escuela es una actividad educativa sumamente rica y potente, además de propicia para la participación de todos o casi todos los miembros de la institución, cada uno desde su lugar y función. (Salomon 1993).
La web institucional ha de ser un espacio de discusión para trabajar temas polémicos y controvertidos y debe contar con su correo electrónico, el de los profesores, alumnos y personal administrativo, los foros, actividades colaborativas, entre otras, muestra ¡al mundo! sus principales actividades y resultados, facilita la comunicación entre sus miembros y mejoren los procesos de gestión institucional y su inserción en el contexto,
Entre los programas de comunicación que favorecen el intercambio de información, y consultas se utilizan los que gestionan el correo electrónico, los chats y los foros. El primero se caracteriza por la simpleza, la inmediatez de la comunicación y el hecho que trasciende las aulas y permite aclarar dudas, guiar y acompañar al alumno en el proceso de enseñaza y aprendizaje. El alumno optimiza el desarrollo de ciertas competencias como la precisión de los mensajes, el intercambio de la comunicación asincrónica y el manejo de la herramienta y el docente al mejorar la interactividad docente-alumno, el registro y la reflexión de estas acciones redunda en beneficio del proceso de enseñanza y aprendizaje. El uso del correo electrónico entre todos los actores de la comunidad educativa favorecerá las comunicaciones y la difusión de la información interna tanto administrativa como pedagógica al interior de la escuela o bien el intercambio y la interacción entre alumnos y docentes de distintas instituciones escolares.
Los foros virtuales en la escuela son creados sobre temas relacionados con las asignaturas, sobre todo si son una actividad preparatoria de debates presenciales, es de alto interés pedagógico y sencillo de organizar.Realmente resultará una experiencia motivadora en el proceso de enseñanza y aprendizaje y una herramienta sencilla para su creación y diseño, teniendo en cuenta los objetivos de aprendizajes de sus alumnos y sus habilidades cognitivas.
La implementación de los blogs en la escuela generará mayor participación y compromiso por parte de los alumnos a la hora de publicar sus trabajos, agilizará la disponibilidad de los mismos on line para la corrección, evaluación y el aprendizaje, permitirá compartirlo con otros integrantes del grupo o de la red abriendo nuevos espacios de comunicación que enriquecerán la participación y la colaboración. Realmente resultará una experiencia motivadora en el proceso de enseñanza y aprendizaje y una herramienta sencilla para su creación y diseño.
Ferdig y Trammel (2004) consideran las siguientes ventajas del uso del blog en la escuela:
- es un medio de expresión de la construcción del conocimiento que están realizando.
- ayudan a los alumnos a convertirse en expertos
- aumentan el interés de los estudiantes en el aprendizajes, les abre espacios de participación y les ofrece nuevas perspectivas dentro y fuera del aula.

Otro recurso didáctico es la webquest que propone una tarea factible y atractiva para los estudiantes y durante el proceso de realización los alumnos analizarán, sintetizarán, crearán, comprenderán, juzgarán, y valorarán la información para crear, publicar y compartir nueva información. Es una herramienta que el docente diseña teniendo en cuenta los objetivos de aprendizajes de sus alumnos y sus habilidades cognitivas.
La caza del tesoro es una actividad más simple porque se trata de una hoja de trabajo o una página web con una serie de preguntas y una lista de enlaces donde los alumnos buscan las respuestas, al final se puede incluir la gran pregunta final. Esta estrategia es útil para practicar habilidades y procedimientos relacionados con las nuevas tecnologías, mejorar las destrezas de lectura y comprensión de textos.
El uso de Internet como recurso didáctico en las aulas se puede definir, como una combinación, de tres metáforas básicas, de acuerdo a como los docentes usan la red. La primer metáfora aborda, "Internet como biblioteca" debido a las enormes cantidades de materiales interesantes que le permiten al alumno valorar, e integrar en el proceso de construcción del conocimiento; la segunda metáfora: "Internet como imprenta" porque permite describir todas las actividades que utilizamos en la Red como elemento motivador y sistema de gestión de las producciones de los alumnos. La tercera metáfora: "Internet como canal de comunicación", aglutina actividades educativas realizadas en las que participan personas de varios centros, o países y que usan Internet para comunicarse entre sí y para intercambiar información.
Las capacidades hipertextuales de la web hacen que los estudiantes sigan sus propios "caminos" y exploren lugares relacionados donde pueden encontrar más información y aprender de modo independiente.

También, se operará con las "tecnologías vacías" y las herramientas de producción porque les permiten a los estudiantes explorar y construir significados por sí mismos o sea desarrollar habilidades cognitivas en producciones textuales, realizar cálculos y recopilar datos en la graficación, crear materiales informáticos (programas de diseño o crear páginas webs) y tambien, realizarán presentaciones en power point que acompañaran a procesos investigativos.

Si Las incorporamos como "socias intelectuales" porque facilitan la construcción del conocimiento y la reflexión, es necesario redefinir el rol docente:
  • Motivador, guía, facilitador, aprendiz y motor del proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Agente impulsor de la visión compartida en la incorporación de las nuevas tecnologías.
  • Creador de una comunidad de aprendizaje a través de los medios de comunicación.
  • Propulsor de acciones creativas y orientadoras de la reflexión de los alumnos (guiando sus procesos de aprendizajes) y del docente en cuanto a su propia práctica. (Medina Rivilla. 1996).
  • Formador en el desarrollo de las siguientes capacidades:
- la resolución de problemas
- las habilidades comunicativas que permiten desempeñarse en la sociedad
informacional.
-la habilidad de organizar y sistematizar la información que cada vez se
presenta más globalizada.

¿Cómo lo proyectamos?

En relación a la creación de la página web institucional, los alumnos de Instituto Adelia María la crearon durante el año 2006, actualmente proyectamos la autoevaluación y la puesta en marcha de la actualización e incorporación de nuevos recursos interactivos. Pero será necesario realizar una capacitación al interior de la escuela formando grupos de trabajo para optimizar y potenciar la incorporación de las TICs. Los dos docentes especialistas en Computación y la profesora de Inglés que está realizando esta capacitación en nuevas tecnologías, constituirán un equipo de trabajo para la formación docente institucional, la cual adoptará la modalidad "blended learning" o "aprendizaje mezclado" combinando la enseñanza presencial con la tecnología no presencial. Tras la muestra realizada por los alumnos de 4º Año (marzo\'07) el 74% de los docentes posee correo electrónico, por lo tanto utilizaremos éste medio para enviarles el material bibliográfico específico de cada encuentro 20 días antes, Esta propuesta de trabajo será muy flexible y se irá moldeando de acuerdo a las necesidades y demandas de los capacitadores y de los docentes-alumnos.
También, se incorporará el correo electrónico en algunas disciplinas para presentación de trabajos y como herramienta de consulta.
Proyecto de aprendizaje e investigación que se realizan en las distintas disciplinas sobre problemáticas actuales y relevantes.
Se crearán espacios de participación como los blogs y los foros.. y se irán incorporando las nuevas tecnologías tras la capacitación institucional de manera paulatina cuando el docente se sienta competente con la herramienta.

Evaluación de la propuesta

En ambos centros educativos la creación de un Centro de Comunicaciones Virtuales se trata de un proyecto a largo plazo cuyo desarrollo comprenderá más de un ciclo lectivo, en cuanto a la capacitación, el uso y aplicación de las nuevas tecnologías en la comunicación e información pero será muy positivo si iniciamos el camino y lo transitamos todos juntos capacitándonos y aprendiendo junto a nuestros alumnos de manera colaborativa.
Por tratarse de un proyecto institucional a largo plazo se consideraran diferentes instrumentos para su evaluación:
El relevamiento sobre el porcentaje de docentes, administrativos, alumnos y egresados que poseen dirección de correo electrónico, computadora con conexión a Internet y/o teléfono celular. (Instrumentos: I.A.M. Muestra alumnos 4º Año- Anexo I y Weblog y Página web en I.S.F.D.)
Otro elemento indicador es el registro de las comunicaciones electrónicos en los distintos ámbitos: administrativos y pedagógicos; a través de una ficha de control.
En relación al sitio web institucional en I.A.M. es importante que los alumnos asuman la Autoevaluación a través de la matriz analítica para evaluar páginas webs creadas por alumnos (Fuente http://www.siec.k12.in.us/~west/edu/rubric3.htm, desarrollada por Tammy Payton), que considera diseño, contenido, elementos técnicos y credibilidad, que contribuyen a la evaluación del producto.
A partir de esta autoevaluación proyectaremos la tarea de actualización e incorporación de nuevas secciones y recursos interactivos.
Desde esta propuesta constructivista de aprendizaje, la evaluación debe referirse a los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, a través de indicadores como la participación activa y comprometida, claridad y coherencia en las producciones realizadas, cumplimiento con las tareas, resolución de prácticos orales y/o escritos, predisposición para el trabajo colaborativo.
Los docentes abordaremos la evaluación de los materiales multimedia desde las dimensiones propuestas por Alfonso Gutiérrez Martín (2000):
Dimensión Técnica, en relación al programa, sus características, si es simple si se adapta a cualquier ordenador, si las imágenes se descarguen rápido, como se visualizan.
Dimensión Estética se relaciona con la motivación y apela a los sentidos: el colorido, el diseño en la creación de algunas páginas y la selección de las imágenes ilustran la información, los fondos de pantalla, los gráficos, los sonidos.
Dimensión Interactiva: si es de fácil navegación, puede ser unidireccional y responde al modelo comunicativo unidireccional donde el usuario- alumno es el receptor o bidireccional, donde el alumno asume el rol de emisor y autor.
Dimensión Didáctica: debe responder a los objetivos educativos planteado en el currículo, los que deben ser contextualizados. Al interactuar con el recurso se pretende que el alumno busque, relacione, valore, reproduzca, investigue, compare, reflexione junto a sus compañeros y docentes.
Dimensión Ideológica: es una representación de la realidad. Los recursos multimedia resultan significativos si se lo aplica en contextos de aprendizajes relevantes a los objetivos de la propuesta pedagógica del docente.
Por otra parte, si concebimos a la evaluación como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje, debe ser coherente con la propuesta de enseñanza, los recursos y el programa de evaluación que se proponga.
En relación a la Capacitación Docente consideramos importante utilizar los siguientes indicadores para realizar un seguimiento y control sistemático de los diferentes talleres que nos permitirán evaluar el proceso de aprendizaje y la evolución de todos y cada uno de los actores involucrados en la misma: Ficha que contemple la asistencia, la participación activa y constructiva, la lectura previa de la bibliografía sugerida, la reflexión sobre la práctica docente, las actividades presentadas en tiempo y forma, las sugerencias y/o propuestas.

Fortalezas y Debilidades

En Instituto Adelia María, la principal fortaleza es el apoyo y aprobación del personal directivo en la puesta en marcha de esta propuesta educativa, próximamente, contaremos con el sistema de banda ancha de conexión a Internet e iniciaremos algunas gestiones para generar recursos económicos para actualizar el laboratorio tecnológico, y esperamos contar con la buena predisposición de la mayoría de los actores de la comunidad educativa en la capacitación para incorporar las nuevas tecnologías a la tarea de enseñar y aprender.

Bibliografía

- Adell, J. (2004). Internet en el aula: A la caza de tesoros. Edutec: Revista Electrónica de Tecnología Educativa. Nº 16.
- Adell, J. (2004). Internet en Educación (en línea). Comunicación y Pedagogía. Nº 200 (2004)
- Adell, J. (2004). Internet en el aula: las WebQuest. Eductec: Revista Electrónica de Tecnología Educativa. Nº 17.
- Agra, M. J., Gewerc, A. y Montero, L. (2002). El portafolios como herramienta de análisis en experiencias de formación on line y presenciales. Universidad de Santiago de Compostela.
- Area Moreira, Manuel. (Junio-Agosto 2001). Usos y prácticas con medios y materiales en el contexto escolar. De la cultura impresa a la cultura. Revista Kikiriki 61.
- Bartolomé Pina, Antonio. Blended Learning. Conceptos Básicos. Universidad de Barcelona. España.
- Coll, C. y Marti, E. (2001). La educación escolar ante las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Madrid. Alianza.
- De Lauro, M. y Marinsalta, M..M. (2005). Ampliando los límites del aula: el uso del Correo Electrónico. Grupo de Estudio en Informática Educativa. Universidad Tecnológica Nacional. Facultad Regional Bahía Blanca, Argentina. Revista Formadores. Año 0 Nº 1. Septiembre 2005.
- Echeverría, Javier (2000). Educación y Tecnologías Telemáticas. Revista Iberoamericana de Educación. Nº 24. Monográfico: TIC en la educación. Septiembre - Diciembre 2000. EI- Ediciones. pp. 17-36.
- Gutiérrez Martín, Alfonso. (2000). Evaluación de la comunicación en las aplicaciones multimedia educativas. Autores Varios. Evaluación de las Tecnologías. Madrid. UNED. pp. 123-151.
- Gros Salvat, Bergona. El ordenador invisible. Los productos informáticos: ¡¡¡tantos y tan variados!!!. Cap.3. La selección de medios. Cap. 8. Barcelona. Gedisa.
- Jonassen, D. H. (1996). Learning from, learning about, and learning with computing: a rationale for mindtools. Computer in the classroom: mindtools for critical thinking. Englewood Cliffs. New Jersey. Merrill Prentice- Hall. pp.3-22.
- Kozak, Débora. (2005). Cruzar el puente. Experiencias de innovación didáctica y TICs. Secretaría de Educación. G.C.B.A.
- Libedinsky, Marta. (1995). La utilización del correo electrónico en la escuela. en en Litwin, E. (comp). Tecnología Educativa. Política, historia, propuestas. Buenos Aires. Paidós. pp. 275-278.
- Marqués Graells, P. (2001). Ideas para aprovechar el ciberespacio en educación. Departamento de Pedagogía Aplicada. Facultad de Educación. UAB.
- Marqués Graells, P. (2000). Cambios en los centros educativos: construyendo la escuela del futuro.Departamento de Pedagogía Aplicada. Facultad de Educación. UAB. Disponible en URL: http://dewey.uab.es/pmarquez/perfiles.htm#cambios#cambios
- Perez Tornero, José Manuel. (2000). Las escuelas y la enseñanza en la sociedad de la información, en Pérez Tornero, J. M. (compilador). Comunicación y educación en la sociedad de la información. Barcelona. Paidós.
- Perkins, D. (2001). La persona más: una visión distribuida del pensamiento y el aprendizaje. en Salomon Gavriel (comp.). Cogniciones distribuidas. Amorrortu Editores. Buenos Aires. pp. 3-14.
- Prats, M. A. 30 actividades para usar las TICs en el aula. Infomanía. Reflexiones Educativas.
- Salamanca. España. U.E. Revista PIXEL-BIT. Revista de Medio y Educación. Nº 24. Junio 2004.

Un curso virtual totalmente fascinante: nueve principios para la excelencia en la enseñanza en línea

Lunes 27 de Julio de 2009
Estimados miembros del PENT, luego de un arduo trabajo ya podemos ofrecer a toda la comunidad la traducción de este texto en el cual consideramos que los autores han logrado expresar de manera clara y concreta algunos aspectos fundamentales para tener en cuenta al momento de diseñar instancias educativas en línea.
Valdría la pena aclarar algunos aspectos, vinculados a diversos usos y formas de entender algunos conceptos. En el artículo original en inglés los autores utilizan la palabra "instructor" que debería traducirse como instructor, pero en el contexto del artículo hemos preferido utilizar los términos tutor (para el docente que está en contacto directo con los alumnos en el campus) y docente para aquellos vinculados al diseño más general del curso.
También, el concepto de "virtual" se ha traducido indistintamente como virtual o "en línea" (aunque en el PENT no consideramos a estos dos conceptos como sinónimos, ya que "en línea" implica algunas características específicas que lo diferencian de lo "virtual").
Por último el artículo hace mención constante a "curso" de una manera muy específica con objetivos y conductas precisas como resultado del aprendizaje. Creemos que estos principios también son de valor cuando lo que se está diseñando no coincida exactamente con la idea de "curso" o con "metas observables del aprendizaje".
Quiero agradecer y felicitar a todos aquellos que participaron para logar poner a disposición de la comunidad del PENT este documento.
Fabio Tarasow

Un curso virtual totalmente fascinante: nueve principios para la excelencia en la enseñanza en línea*

Título original: An absolutely riveting online course: Nine principles for excellence in web-based teaching
Fuente: http://www.cjlt.ca/index.php/cjlt/article/view/179/177
Jim Henry
Jeff Meadows

Autores
Jim Henry es profesor adjunto en la Facultad de Educación de la Universidad de Lethbridge. Puede enviarse correspondencia acerca de este artículo a: jim.henry@uleth.ca
Jeff Meadows es docente semestral en la Facultad de Educación de la Universidad de Lethbridge
Este artículo explora la excelencia en enseñanza basada en la red. A partir de las miradas de los expertos en este campo y la perspectiva de su propia experiencia de años, los autores compilaron una lista de nueve principios indicadores para la búsqueda de excelencia virtual. Entre estos principios se incluyen: el mundo virtual es un medio en sí mismo; el sentido de comunidad y de presencia social son esenciales para la excelencia virtual; en el mundo virtual, contenido es un verbo; los buenos cursos virtuales se definen por la enseñanza, no por la tecnología. Esta lista no intenta ser un conjunto excluyente de principios, ni una guía acabada para la enseñanza virtual, sino que es una recopilación de poderosas ideas y sugerencias para la enseñanza de excelencia en el mundo virtual.

Introducción
Como en muchas facultades, nuestra oferta de cursos virtuales y aquellos que mezclan la web y el componente presencial se ha incrementado significativamente en los últimos años. (Ellis & Hafner, 2003; Moskai, Dziuban, Upchurch, Hartman, & Truman, 2006; Oliver, 1999; Orde, et al., 2001; Steinweg, Trujillo, Jeffs, & Warren, 2006).
Profesores con poca o ninguna experiencia de enseñanza virtual se han animado a salir de sus aulas para ingresar al mundo virtual, algunos por elección, otros por obligación. Al escuchar las inevitables conversaciones sobre el tema podrán oír un amplio espectro de comentarios. Algunos describen lo emocionante que es y el inexplotado potencial de la educación en línea. Otros dejan oír sus voces pesarosas manifestando la sensación de estar abrumados por la cantidad de aportes en los foros, inundados por los correos electrónicos, excedidos por expectativas no realistas de los estudiantes y frustrados por misteriosos problemas técnicos. Algunos están admirados por la elevada calidad de los cursos en los que han participado, y otros parecen creer que el concepto de excelencia en línea es una contradicción.
Uno de los puntos en que la mayoría tiende a estar de acuerdo es que la educación virtual llegó para quedarse. Por esta razón, y porque la Decana de nuestra facultad estuvo analizando la amplia gama de puntos de vista sobre el tema, se acercó a nosotros y nos dijo: "¿Qué harían ustedes si les pido que desarrollen un curso virtual absolutamente fascinante?" Este trabajo es nuestra respuesta a su pregunta.
Algunas de las respuestas surgieron espontáneamente, otras surgieron de una exploración adicional. Nosotros hicimos una puesta en común de los puntos de vista y los hallazgos de muchos expertos en este campo y le agregamos nuestra propia perspectiva desde la experiencia de trabajo en línea de todos estos años. Queríamos crear un conjunto de principios que orientaran y guiaran a los nuevos instructores y desarrolladores de cursos en línea, pero también, debido a que la calidad de la educación en línea involucra muchos elementos importantes (Dahl, 2004; Hawkes & Coldeway, 2002; Oblinger & Hawkins, 2006), tenemos fe en que estos principios también sean útiles para aquellos que desempeñan roles a nivel administrativo y político.
Por "totalmente fascinante" nos referimos a la excelencia: a crear y ofrecer cursos en virtuales ejemplares. Mientras que el concepto de excelencia puede tomar muchas formas en el panorama educativo actual, en este artículo consideramos factores tales como: la pedagogía sólida, la creación de un entorno de aprendizaje efectivo y atractivo, la generación de experiencias de aprendizaje significativas y la promoción de una elevada satisfacción del estudiante.
Para nosotros, un curso virtual excelente es aquel en que el estudiante sea capaz de focalizarse en el curso mismo, y el entorno tecnológico se vuelve transparente durante este proceso. Es aquel diseñado para el entorno virtual y, como tal, hace un sólido uso pedagógico de las herramientas disponibles a fin de que el estudiante se sienta comprometido e inmerso en la experiencia de aprendizaje. También el curso debe crear grupos de aprendizaje, actividades y situaciones que logren que el estudiante se haga cargo de su propio aprendizaje. Todo esto ocurre dentro de un entorno seguro que sirva de andamiaje, que le permita construir su propia comprensión de los contenidos.
Al presentar estas ideas no queremos sugerir que es una lista excluyente de principios, a la que no se puede añadir o cambiar. Resulta efímero y complejo medir la calidad en el mundo virtual (Oblinger, Barone & Hawkins, 2001). (Alley & Jansak, 2001). Tal como Carr-Chellman & Duchastel (2000) subrayan, hay muchas perspectivas acerca de lo que constituye un curso ideal. Estas ideas no intentan ser una guía acabada de la enseñanza virtual, o mostrar todos los principios que deben cubrirse si se quiere asegurar la excelencia. Más bien es una lista de ideas importantes y sugerencias relevantes en la búsqueda de la excelencia virtual.
Primer principio: El mundo virtual es un medio en sí mismo
La búsqueda de la excelencia comienza por este principio: el mundo en línea es un medio en sí mismo (Carr-Chellman & Duchastel, 2000; Ellis & Hafner, 2003). No es simplemente un ambiente de aprendizaje más, como un aula separada al fondo del pasillo; es un ambiente de aprendizaje categóricamente diferente. Hay enormes diferencias en la dinámica de los cursos virtuales respecto de los de un campus presencial. Para mencionar algunas: los estudiantes revisan materiales, leen instrucciones y participan en actividades sin la presencia física de compañeros ni docentes. No hay alguien cerca para ofrecer comentarios y aclaraciones. La comunicación a menudo es asincrónica y generalmente en forma escrita. En el aula, si un docente está perdiendo la atención de los alumnos, es porque la clase es aburrida, puede cambiar la velocidad, o el tema, acelerar el paso o sugerir una breve pausa. No así en el mundo en línea. Es necesario que la mayoría de los materiales estén desarrollados e integrados con anterioridad a la oferta del curso. (Orde, et al., 2001)
Asimismo, el tutor de un curso virtual debe suministrar distintos caminos para recorrer el material. Debe ofrecer un camino más directo para aquellos estudiantes que poseen conocimientos previos sobre el contenido o que lo incorporan rápidamente. Al mismo tiempo, debe ofrecer otras vías que brinden material de referencia más detallado para aquellos estudiantes que deseen o necesiten más información sobre un concepto en particular.
Debido a que la dinámica es distinta, ciertos materiales que dan buenos resultados en los entornos tradicionales, no necesariamente funcionarán en el entorno virtual (Ellis & Hafner, 2003) y con frecuencia es necesario adaptarlos, convertirlos o rediseñarlos para su uso en línea (Koszalka & Ganesan, 2004; Zirkle & Guan, 2000). Limitarse a tomar materiales desarrollados para ser usados en el contexto del aula presencial y simplemente trasladarlos a plataformas de gestión de cursos como WebCT o Blackboard no es ni efectivo ni recomendable (Ellis & Hafner, 2003). Incluso, por lo general, es necesario adaptar los materiales complementarios como presentaciones de Power Point, notas del curso y apuntes, y agregarles contenido explicativo (Ferguson & Wijekumar, 2000).
Uno de nuestros instructores aprendió este principio por las malas. Aprovechando el hecho de que estaba dictando un curso en ambos formatos, en línea y tradicional, grabó en video toda la versión presencial, con la intención de usar la secuencia en su curso virtual. Al final del período lectivo, cuando segmentos prolongados de la clase eran procesados y convertidos en segmentos de video de larga duración, algo quedó en evidencia: aún cuando hayan funcionado bien en la clase presencial, las exposiciones prolongadas tienden a no funcionar bien en línea.
Una vez subida, la clase expositiva ya no es una presentación "en vivo y en directo" con el potencial interactivo - preguntas, discusiones adicionales, comentarios espontáneos, intervenciones de los compañeros de curso, sonrisas y quejidos que ambientan el lugar. Más bien, el material tiende a ser más estático, reducido al marco del contenido: un busto parlante. Debido al aprendizaje que sacamos de esta experiencia, se crearon muchos videos más breves, usando extractos de los puntos importantes, junto con material visual adicional como presentaciones. El resultado fue mucho más efectivo (tal como lo indicó la devolución suministrada por los estudiantes).
El ajuste y rediseño de los materiales de un curso usualmente insume una gran cantidad de tiempo. (Stephen & Barford, 2005; Zirkle & Guan, 2000). Como señala Sieber (2005), esto representa una gran sorpresa para los equipos de docentes que tienden a pensar que la preparación para un curso virtual consiste principalmente en subir clases expositivas y cuestionarios. Al convertir un curso presencial en un curso en línea, Ferguson & Wijekumar (2000) encontraron que la preparación del material es la parte del proceso que más tiempo demanda. El mundo virtual es un medio en sí mismo y, para lograr una enseñanza efectiva, los materiales de los cursos virtuales tienen que ser desarrollados considerando la especificidad de las fortalezas y dinámicas de la web (Carr-Chellman & Duchastel, 2000)
Segundo principio: en el mundo virtual, "contenido" es un verbo.
Es razonable decir que los cursos tienden a construirse alrededor del contenido. Cursamos una clase de historia del arte, física quántica - o de vitivinicultura - porque estamos particularmente interesados en esos contenidos. En este sentido, algunas personas argumentarían que son necesarios contenidos excelentes para un curso excelente. Con esto queremos decir que solamente el contenido no es suficiente para obtener o garantizar la excelencia de un curso.
Como sugerimos con el primer principio, hay mucho más en la enseñanza virtual que subir contenido. La docencia en línea involucra mucho más que subir una serie de lecturas o el programa de una asignatura a un sitio web (Oblinger & Hawkins, 2006; Sieber, 2005). De hecho, en este caso podríamos decir que en el mundo virtual el contenido es un verbo.
Preferentemente, más que presentar a los alumnos contenido, un curso virtual necesita tener como propósito y estrategia promover el compromiso de los alumnos con actividades interactivas (Koszalka & Ganesan, 2004; Sadik, 2004). Hopper y Harmon (2000) encontraron, en su exploración de cursos virtuales ejemplares, que los contenidos suelen ser apropiados a través de mucho más que escuchar o leer. En otras palabras, el contenido se depositaba simplemente para que los alumnos lo revisaran. En realidad, los estudiantes estaban activamente involucrados en el contenido y de esa forma, lo apropiaban.
Oblinger y Hawkins (2006) sugirieron que las instituciones deseosas de desarrollar y brindar cursos virtuales deben preguntarse a sí mismas: “¿Estamos confundiendo proveer contenido con crear un entorno de educación o brindar un curso?” (p. 15). Ellos advierten que las instituciones deben ser conscientes de que mientras un curso debe, ciertamente, implicar contenido también implica cosas tales como interacción, diálogo y tutoría.
Tanto el rol de estudiante como de profesor está cambiando en el mundo virtual (Collins & Berge, 1996; Sieber, 2005) y uno de esos cambios es que el rol del docente se está moviendo de proveedor de contenido a diseñador de experiencias educativas para los estudiantes (Collins & Berge, 1996; Garrison, Anderson & Archer, 2000; Sieber, 2005) y a facilitador que estructure un ambiente de aprendizaje donde los estudiantes realmente aporten al contenido del curso (Conrad, 2004; Sieber, 2005). La presencia de una enseñanza efectiva incluye el diseño y el desarrollo de actividades de aprendizaje y facilitación de los procesos sociales y congnitivos (Garrison, et al., 2000). Las experiencias de aprendizaje de calidad ocurren en la educación en línea cuando las estrategias son diseñadas expresamente para comprometer al estudiante.
Del aprendizaje basado en la adquisición de información, estamos avanzando a un modelo centrado en un conjunto de de tareas y actividades que conforman las experiencias de aprendizaje que el estudiante realizará a fin de lograr los objetivos del curso. (Carr-Chellman & Duchastel, 2000). En el mundo virtual, contenido es un verbo.
Tercer principio: La tecnología es un vehículo y no el destino.

El conjunto de los avances tecnológicos sigue desarrollándose a un ritmo acelerado.Tenemos blogs, wikis, mensajeros instantáneos, podcasting y emisión de videos vía web. Lo que alguna vez fue dominio exclusivo del texto, hoy vincula a los participantes de los chats a través del audio y video. El nuevo hardware se permea tanto en la educación como en la cultura popular: Ipod, asistentes digitales, telefonos inteligentes, y estaciones de wifi. Para quienes somos amantes de las tecnología y de los aparatitos, puede ser tentador considerar integrarlos sólo porque están allí (Levin, Levin & Waddoups, 1999) o porque son geniales y nos encantan (Dahl, 2004). Es por lo tanto importante enfatizar que el incremento tecnológico no deviene automáticamente en un incremento del aprendizaje, y puede, de hecho aumentar el número de problemas (Mandernach, 2006) tecnológicos y quejas de los estudiantes. (Sieber, 2005)
En una descripción de su evolución como desarrolladora de cursos, Mandernach (2006) describe de manera franca su progresión en sus cursos del uso de tecnología básica hasta la utilización de toda la parafernalia disponible. En principio, su enfoque fue el de integrar las mejores prácticas reconocidas previamente, pero se habían convertido en "un tutti frutti de agregados modernosos, con poca reflexión sobre su valor, función e importancia dentro de un contexto educativo". Mandernach también descubrió que a pesar de la fachada tecnológica de sus cursos, la efectividad pedagógica realmente había disminuido. No sólo el aprendizaje de los estudiantes no estuvo a la par de los avances tecnológicos ofrecidos, sino que sus quejas y dificultades aumentaban y la docente debía dedicarle mucho tiempo a resolver problemas técnicos. El curso de Mandernach ahora cambió a un equilibrio entre lo básico y la parafernalia tecnológica.
Otros llegaron a conclusiones semejantes. En su revisión sobre cursos virtuales ejemplares, Hopper y Harmon (2000) registran que en esos cursos se incluye una moderada selección de tecnologías. Los desarrolladores fueron conservadores y prudentes en la aplicación de tecnologías, los cursos eran hasta austeros. Los educadores en línea deben ser siempre críticos en las tecnologías utilizadas para el aprendizaje de los alumnos. Es sólo a través de la constante evaluación y examen de las tecnologías que utilizamos que continuaremos tomando las decisiones pedagógicas para su implementación. Debemos también tener en cuenta la constante dinámica de cambio de nuestras audiencias. Con cada vez más estudiantes cursando en línea no podemos fiarnos solamente de aquello que funcionó en el pasado. Del mismo modo que con la enseñanza presencial, necesitamos tomarle el pulso constantemente a nuestra audiencia y discernir qué herramientas y qué estrategias son efectivas en cada momento.
Esto, ciertamente no quiere sugerir que la excelencia se logre sólo a través de la aplicación conservadora de la tecnología. Lo que importa es la aplicación prudente de tales recursos. Es un error agregrar todo "juguetito" que se encuentre disponible. (Koszalka & Ganesan, 2004; Levin et al., 1999; Mandernach, 2006; Sieber, 2005). Mejor aún, los aspectos tecnológicos deben ser escogidos -al igual que todos los componentes de un curso- de acuerdo con su contribución para el logro de los objetivos de aprendizaje propuestos. (Levin et al, 1999). Para lograr la excelencia en la educación virtual estos recursos deben aplicarse criteriosamente. En el mundo en línea, la tecnología es un vehículo y no el destino.
Cuarto principio: Los buenos cursos virtuales son definidos por la enseñanza, no por la tecnología.

Al describir los cursos virtuales, mucha gente tiende a considerar en primer lugar la tecnología, más que la concepción pedagógica, pero la excelencia en un curso basado en la web se fundamenta en la excelencia de la enseñanza. En los cursos ejemplares registrados por Hopper and Harmon’s (2000) los tutores eran competentes, altamente calificados y dinámicos. Tenían un gran sentido del humor, estaban muy entusiasmados con los contenidos y tenían expectativas altas y claramente definidas. Se preocupaban por sus estudiantes, eran confiados, ecuánimes, y eran maestros de la retroalimentación efectiva. Los cursos "no eran definidos por la tecnología sino por la enseñanza".
Los aspectos específicos de la enseñanza virtual que varios autores han informado favorecen a la mejora del aprendizaje y la satisfacción del estudiante incluyen: rápida devolución del tutor a los correos electrónicos y a las actividades (Hopper and Harmon; 2000); contacto comprometido y frecuente y retroalimentación individual (Anderson, 2006); especificar claramente los fines y objetivos (Carr-Chellman & Duchastel, 2000; King, 1998; Orde, et al., 2001; Sieber, 2005) y detallarlos suficientemente para clarificar "lo que el estudiante sea capaz de realizar, las condiciones bajo las cuales se espera que los alumnos puedan producir la conducta esperada, y cuán bien el estudiante debe ser capaz de realizarla" (Ellis & Hafner, 2003, p. 643); importantes capacidades comunicativas (Hopper and Harmon, 2000; White, 2000); el uso frecuente de los nombres de los alumnos (Aragon, 2003) y la capacidad de ser auténtico y genuino (Aragon, 2003; Beaudin & Henry, 2007).
El uso de la tecnología, como todos los aspectos de un curso (incluyendo tareas, actividades, y los enfoques de evaluación) deben alinearse y surgir de los objetivos del curso. (King, 1998; Oblinger & Hawkins, 2006; Orde, et al., 2001). Primero se desarrollan los resultados de aprendizaje esperados, y luego se diseña y se lleva a cabo el curso determinando cuáles serán las herramientas pedagógicas que facilitarán que el estudiante pueda alcanzar cada uno de los objetivos (Ellis & Hafner, 2003). De hecho, una regla de oro es: "mantener siempre los objetivos del curso en mente y omitir todo material que no contribuya a lograrlos" (King, 1998, p. 30). Esto ciertamente también se aplica a la tecnología. Independientemente de cuán brillante sea el contenido o de cuán maravillosa sea la tecnología, para cumplir con la excelencia en la educación virtual los cursos en línea deben necesariamente involucrar excelente enseñanza on line.
Quinto principio: El sentido de comunidad y presencia social son esenciales para alcanzar la excelencia en línea
Puesto que los cursos basados en la web no ofrecen contacto cara a cara y carecen de las variadas señales del lenguaje no verbal que brindan dichos contactos (Gunawardena, 1995), tienen el riesgo potencial de convertirse en estáticos e impersonales (Zirkle & Guan, 2000). Crear una sensación de comunidad es uno de los principales objetivos en cualquier clase (Benfield, 2001) y también es una parte esencial en cualquier entorno de enseñanza virtual (Aragon, 2003; Benfield, 2001; Rovai, 2002).
El establecer un sentido de comunidad a menudo indica una tendencia hacia una experiencia más profunda de aprendizaje (Benfield, 2001). Es a través de una comunicación constante que los participantes construyen significado (Garrison, et al., 2000) y logran una comprensión más completa de los contenidos. En realidad, es mediante esta interacción y de la participación en los procesos de aprendizaje y enseñanza (como opuestos a sólo tener en cuenta el contenido) que se favorece una aproximación profunda al aprendizaje, en lugar de un acercamiento superficial (Ramsden, 2003). Sin esta conexión con el tutor y con los otros estudiantes, el curso es poco más que una serie de ejercicios a completar.
Una manera significativa de promover el sentido de comunidad es desarrollar la presencia social (Aragon, 2003; Rovai, 2002), un concepto que ha recibido mucha atención de la literatura (Aragon, 2003; Garrison, et al., 2000; Gunawardena, 1995; Gunawardena & Zittle, 1997; Richardson & Swan, 2003; Tu & McIsaac, 2002). En el modelo de comunidades de indagación (Garrison et al., 2000) la presencia social es considerada -junto con la presencia de la enseñanza y la presencia cognitiva- como un elemento fundamental de la experiencia educativa. Una simple y útil descripción de “presencia social” es la que refiere al grado en que alguien es percibido como una persona real en la comunicación mediada (Gunawardena, 1995; Gunawardena & Zittle, 1997).
Los estudiantes no pueden ser dejados a la deriva y esperar que naveguen a través de cantidades masivas de contenido. Ellos necesitan conexión, contacto y sentido de realidad e inmediatez (Gunawardena & Zittle, 1997; Melrose & Bergeron, 2006; Rettie, 2003). En síntesis, necesitan un sentido de comunidad.
Es también importante recalcar que la comunidad no deviene de manera espontánea. Los docentes necesitan trabajar para desarrollar comunidad en sus cursos virtuales. Sin esfuerzo y presencia social, cualquier sentido de la comunidad tiende a marchitarse (Rovai, 2002).
La presencia social y el sentido de comunidad están influenciados por muchos factores, y son una parte esencial de la enseñanza virtual, incluyendo las actividades de aprendizaje colaborativo, (Aragon, 2003), una comunicación profunda (Steinweg, et al., 2006), el uso del humor (Aragon, 2003), las actividades en pequeños grupos (Rovai, 2002). Tampoco es suficiente con crear comunidad. Una vez que el sentido de comunidad ha sido establecido, es muy importante seguir promoviéndola y alentar a los miembros de esa comunidad a que participen y se apoyen mutuamente.

Sexto principio: La excelencia requiere múltiples áreas de experticia.
Los novatos en la formulación y ejecución de cursos en línea tienden a adquirir rápidamente una apreciación de la magnitud del proceso. Éste involucra otras áreas de experticia, así como el requerimiento obvio de una excelente enseñanza. Como soporte del tutor se encuentra el técnico que puede ejecutar tareas que involucren código HTML, subir material y asistir con las preguntas que indefectiblemente surgen: ¿Por qué un vínculo responde con el mensaje “404 página no encontrada”?, ¿por qué en las lecturas en línea dice que el vínculo ha expirado?, ¿por qué el menú de barras no funciona en mi Mac? Así mismo, se requiere mucho conocimiento en materia de diseño de cursos: ¿qué herramientas, recursos, actividades y formas de evaluación son las que mejor facilitan a los estudiantes el logro de los objetivos del curso?, ¿cuál es la mejor manera de integrar todo esto en el curso?
La experticia involucrada en el desarrollo de buenos cursos en línea no es opcional, es esencial. De manera que, o bien adquirimos experticia en cada uno de estos ámbitos, o requerimos ayuda y soporte externos. De otro modo, aspectos sustanciales de nuestro curso serán débiles y, posiblemente, inclusive mediocres.
Con el software y los programas de gestión de contenidos y de cursos disponibles hoy en día, es muy sencillo poner contenido en línea. Pero como se mencionó más arriba, un curso de excelencia requiere mucho más que poner contenido a disposición de los estudiantes. Ésta es la razón por la que algunas universidades promueven el enfoque de trabajo en equipo en equipo para el desarrollo de cursos virtuales. (Dahl, J., 2004; Hawkes & Coldeway, 2002; Oblinger & Hawkins, 2006; White, 2000). Desarrollar y ofrecer cursos en línea requiere muchas más habilidades que las que comúnmente se encuentran en una sola persona (Oblinger & Hawkins, 2006), sin mencionar que en la educación superior, los docentes suelen ser expertos en el área de su asignatura y no necesariamente expertos en teorías de aprendizaje y procesos educativos (Ellis & Hafner, 2003; Oblinger & Hawkins, 2006). Por lo tanto, con frecuencia se alienta el enfoque de trabajo en equipo.
Algunos equipos son relativamente simples e involucran dos o tres áreas de experticia: un tutor, un diseñador-docente y un técnico especialista en Internet (Ferguson & Wijekumar, 2000; White, 2000). Algunas instituciones más grandes involucran hasta ocho expertos (Hawkes & Coldeway, 2002). Estos pueden ser: experto contenidista, diseñador instruccional, editor, coordinador de equipo, diseñador gráfico y multimedia, webmaster, consultor de bibliografía y correctores externos. Sin embargo, en algunos casos, esta constelación de expertos no se encuentra disponible y los miembros del equipo deben fungir en diferentes roles.
Sin importar si la experticia proviene de un equipo o de un "llanero solitario" versátil y dispuesto a aprender, la realidad se mantiene: la excelencia en la educación en línea requiere de múltiples áreas de experticia. Un experto contenidista es necesario, pero muy lejos de ser suficiente.
Séptimo principio: Una interfaz magnífica no salvará un curso pobre, pero una interfaz pobre podrá destruir un curso potencialmente magnífico.
En el mundo virtual, los estudiantes básicamente van a clase solos y nadie los espera cuando llegan. No pueden preguntarle el primer día a un compañero: "¿Hay un texto para esta clase?" No pueden levantar la mano y preguntarle al tutor: "¿Cuál es la tarea?" o "¿Nos darán hoy el programa?" o "¿La asistencia es obligatoria?". En un curso virtual, es necesario que los estudiantes puedan encontrar todo lo necesario para aprender exitosamente y el modo de hacerlo con facilidad. Incluso en cursos bien organizados no es extraño descubrir, a mitad de camino, que uno o más estudiantes no encontraron alguna de la información fundamental. No eran tímidos o callados, simplemente estaban perdidos.
Un elemento en particular que necesitan encontrar es una guía de estudio bien desarrollada y clara (Carr-Chellman & Duchastel, 2000; Ko & Rossen, 2004). La guía de estudio es el vínculo del estudiante con elementos tales como contenido, tareas, actividades grupales, y es la herramienta que orienta al estudiante a través del curso. Debido a que, frecuentemente, los estudiantes se sienten un poco desorientados al inicio de las clases, tienden a buscar un documento central o programa, y dependen de este documento para que les explique toda la geografía del curso: cómo proceder y dónde está ubicada cada cosa (Ko & Rossen, 2004).
El tutor debe anticiparse a la posibilidad de que los estudiantes se equivoquen o se pierdan durante el curso, y, o bien modificar el diseño para reducir estas dificultades, o abordar estas preguntas con “ayuditas”, preguntas frecuentes (FAQ, por sus siglas en inglés) o cualquier otro medio que consideren conveniente. También deben solicitar la retroalimentación constante de los estudiantes sobre el contenido del curso y prestar atención a esas áreas que se anticipa generarán confusión o problemas. No basta con limitarse a informar a los estudiantes sobre esas dificultades, el tutor debe solicitar que los estudiantes respondan una vez que hayan encontrado la información solicitada o la actividad en cuestión.
Octavo principio: la excelencia es el resultado de la evaluación y el refinamiento continuos.
Obviamente, existe cierta distancia entre un curso que funciona y uno que es absolutamente fascinante. Dos factores adicionales que hacen que uno se convierta en el otro son la evaluación y el refinamiento: la revisión periódica y sistemática de todos los aspectos del curso y los posteriores cambios y actualizaciones que se agregan como resultado de dicho proceso. La evaluación es esencial y debería abarcar al menos dos áreas importantes: efectividad del curso y eficiencia del curso (Ellis & Hafner, 2003). ¿Se alcanzaron los resultados de aprendizaje (efectividad) y las herramientas pedagógicas utilizadas en el curso facilitaron la obtención de dichos resultados (eficiencia)? Este enfoque contribuye a lograr lo que Biggs (1999) denomina la alineación constructiva entre los objetivos de aprendizaje y el método de dictado del curso y evaluación. Alinear las tareas de aprendizaje y evaluación con los resultados de aprendizaje esperados representa un verdadero desafío, pero es una parte importante de la educación superior y posibilita el aprendizaje profundo (Houghton, 2004).
Ciavarelli (2003) analizó las cuestiones relacionadas con la evaluación de la calidad de los materiales en línea, así como también su usabilidad para fortalecer las futuras ofertas de ese curso. En un escenario ideal, las evaluaciones deberían proporcionar una retroalimentación diagnóstica que ayude "al estudiante a mejorar su aprendizaje, al maestro a mejorar el proceso instruccional, y a la institución a mejorar su curriculum, su servicio de soporte y su infraestructura" (p. 16). De hecho, la evaluación continua del aprendizaje de los estudiantes y la apertura para refinar los objetivos, el contenido y el uso de la tecnología, son elementos que deben considerarse durante el desarrollo de un curso (Ferguson & Wijekumar, 2000; King, 1998).
Existen muchas maneras de obtener retroalimentación desde dentro del mismo curso: foros de discusión, tareas de retroalimentación, reflexiones diarias o semanales y, por supuesto, las evaluaciones formales del curso. La evaluación de estos tipos de interacciones y comentarios mediante el uso de métodos cualitativos basados en criterios es esencial para garantizar que el curso esté alcanzando los resultados de aprendizaje deseados y ayuda a facilitar la articulación constructiva (Biggs, 1999). Al tener en cuenta los problemas planteados por los estudiantes, el curso se vuelve mucho más orgánico y más fácil de adaptar para satisfacer las necesidades específicas de un grupo de estudiantes. La evaluación es particularmente importante en un entorno virtual porque la "tecnología educativa se expande con mayor rapidez que ninguna otra cosa que conozcamos y puede evolucionar a formas educativas con las que nunca nos hemos encontrado" (Moskai, et al 2006, p. 29).
Noveno principio: a veces pequeños extras tienen un gran impacto.
Hay unas pocas cosas que algunos tutores y diseñadores ofrecen y que pueden tener un gran impacto en los estudiantes. Uno es proveer ejemplos de las tareas asignadas. Los estudiantes no suelen tener las mismas oportunidades para clarificar cómo realizar la tareas, y calmar la ansiedad previa a la entrega que los estudiantes presenciales. Pueden habilitarse foros de discusión dedicados a la tarea, que ayudan, pero los ejemplos proporcionan una orientación más específica. Al menos, rúbricas detalladas que describan los métodos de evaluación ayudarán a reducir la ansiedad que tienen los estudiantes.
De igual manera, ofrecer pequeñas guías y tutoriales a lo largo del curso diseñadas para asistir a los estudiantes con las habilidades necesarias para cumplir mejor una tarea o actividad, pueden tener un gran efecto en reducir la tensión de los estudiantes e incrementar la calidad del producto realizado.
Quizás las más comunes son las que ofrecen orientaciones sobre como transformarse en estudiantes autorregulados competentes.
A menos que los estudiantes puedan gestionar adecuadamente su tiempo, y puedan obtener algún grado automotivación, su desempeño tiende a no ser bueno en un entorno virtual. Existe una gran cantidad de artículos y recursos que pueden ser suministrados con el fin de ayudar a los estudiantes a encontrar un ritmo efectivo para ellos. Muchos sitios web de universidades ofrecen guías para ayudar a los estudiantes a transitar exitosamente los cursos en línea. Se listan ejemplos en el apéndice al final de este artículo.
Los estudiantes también aprecian breves correos electrónicos personalizados (Whipp & Schweizer, 2000). Aquellos que inician un curso con escasa participación en los foros de discusión, en general responden muy positivamente a breves preguntas sobre su nivel de interacción, y a recordatorios “amistosos” sobre las expectativas del curso. De igual forma, ofrecer calendarios con recordatorios, ayuda a los estudiantes a mantenerse en camino, y también es de gran efecto para reducir la tensión.
Otro pequeño extra es la inclusión de breves archivos de audio. Se produce una especial e irresistible conexión cuando oímos una voz. Esto parece suceder especialmente cuando los fragmentos de audio son dirigidos específicamente a los estudiantes y no son fragmentos de exposiciones grabadas de clases presenciales (Aragon, 2003). "Hola a todos. Acabo de leer todos los aportes de esta semana, y confieso que estoy fascinado con el nivel de reflexión ofrecido y con el apoyo que se han brindado entre ustedes…"
La inclusión del audio ayuda a crear una presencia social, reflejando las emociones y estableciendo un vínculo más cercano entre el tutor y los estudiantes. (Aragon, 2003) Estos fragmentos verbales pueden variar en complejidad, desde ser podcasts editados con cortina musical y distribución por RSS, hasta simples grabaciones de voz realizadas de manera casera subidas en forma de adjuntos (Beaudin & Henry, 2007).
La inclusión de material relevante en video también provee otro pequeño extra, especialmente a aquellos estudiantes que tienden a ser más auditivos y visuales. Muchos cursos virtuales están sobrecargados de texto y los tutores deben comprender lo intimidante que esto a veces resulta para los estudiantes. Muchos tutores, ante la ausencia de comunicación verbal, intentan reducir el nivel de confusión y clarificar proveyendo más recursos y material de lectura complementario para cada tema. Esto solo sirve para agravar el problema.
Por supuesto, la inclusión de recursos adicionales en sitios web y en cursos virtuales requiere la comprensión de la problemática del uso legal y del derecho de autor (Pitler, 2006). Muchos recursos tiene uso reservado y no pueden ser legalmente utilizados sin la autorización del propietario de los derechos de autor. Afortunadamente para los educadores, muchos otros recursos se encuentran disponibles a través de la licencia Creative Commons (CC). CC es una manera relativamente nueva de abordar los temas del derecho de autor, en la que los creadores de contenido pueden declarar que su trabajo tiene "algunos derechos reservados" en lugar de "todos los derechos reservados". Como tales, muchos recursos se han vuelto disponibles para ser compartidos y reusados de manera legal. CC es recomendada como una poderosa nueva herramienta para las actividades educativas (Pitler, 2006. Consulten el Apéndice para ver vínculos a más información).
Agregar pequeños extras en los cursos puede incluir cosas tales como modelos, rúbricas, guías, tutoriales, mensajes personales por correo, calendarios con recordatorios, clips de audio y video. Estos agregados y otros por el estilo, generalmente tienen un gran efecto sobre los estudiantes, al contribuir a su entusiasmo y aprendizaje.
Conclusión
A medida que los avances tecnológicos nos permiten el uso de herramientas tales como sistemas de gestión de cursos (por ej.: Blackboard y WebCT), software de autoría web simplificada y subida a la web en un sólo clic, lograr que el material del curso esté en línea y accesible para los alumnos se ha convertido en un proceso relativamente simple. Pero colocar el material en línea, incluso si se trata de material excelente, de ninguna manera garantiza que el curso será excelente. Existen factores distintivos de la educación virtual que deben tenerse en cuenta para que un curso tenga el potencial de ser un curso excelente.
No basta con ser un contenidista. Tampoco es suficiente con ser un experto en tecnología. Incluso, tampoco alcanza con ser un excelente profesor presencial en cursos tradicionales. Debido a que el mundo virtual es un entorno categóricamente distinto, es necesario contar con una combinación de habilidades y conocimientos para alcanzar el éxito en este campo. Basándonos en nuestra reseña de la literatura sobre el tema y en nuestra propia experiencia de enseñanza virtual, esta combinación incluye comprender que el mundo en línea es un medio en sí mismo y que la transmisión de contenidos requiere acción. Que la tecnología debe utilizarse con sabiduría y que lograr un sentido de comunidad es esencial. Que se necesitan múltiples áreas de experticia y que debe suministrarse una interfaz web eficaz. Que debe realizarse un proceso de evaluación y refinamiento continuo. Que pequeños extras a veces tienen un gran impacto, y que si bien la tecnología es el vehículo para los cursos en línea, el combustible para este vehículo es una buena pedagogía. Conocer y comprender estos principios puede ayudarnos a alcanzar el éxito dentro del emocionante mundo de la educación en línea. Además, puede ayudarnos en la transición que implica solamente limitarse a subir contenidos para pasar a crear cursos virtuales absolutamente fascinantes.
Referencias
Alley, L. R., & Jansak, K. E. (2001). The ten keys to quality assurance and assessment in online learning. Journal of Interactive Instruction Development, 13(3), 3-18.
Anderson, M. A. (2006). What’s it like to take an online class? Multimedia & Internet @Schools Magazine, 13(4). Retrieved January 18, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Aragon, S. R. (2003). Creating social presence in online environments. In S. R. Aragon (Ed.), Facilitating learning in online environments (pp. 57-68). San Francisco: Jossey-Bass.
Beaudin, L., & Henry, J. (2007). The effect of an instructor’s use of audio email messages on students’ sense of connectedness in the online classroom. The International Journal of Technology, Knowledge and Society, 3(3), 95-98.
Benfield, G. (2001). Teaching on the web – exploring the meanings of silence. Retrieved January 8, 2007 from http://ultibase.rmit.edu.au/Articles/online/benfield1.htm
Biggs, J. (1996). Enhancing teaching through constructive alignment. Higher Education 32(3), 347-364.
Carr-Chellman, A. & Duchastel, P. (2000). The ideal online course. British Journal of Educational Technology, 31(3), 229–241.
Ciavarelli, A. (2003). Assessing the quality of online instruction: Integrating instructional quality and web usability assessments. Retrieved June 11, 2007 from http://eric.ed.gov/
Collins, M. & Berge, Z. (1996). Facilitating interaction in computer mediated online courses. Retrieved January 8, 2007 from http://www.emoderators.com/moderators/flcc.html
Conrad, D. (2004). University instructors’ reflections on their first online teaching experiences. Journal of Asynchronous Learning Networks, 8(2). Retrieved January 8, 2007 from http://www.sloan-c.org/publications/jaln/v8n2/v8n2_conrad.asp
Dahl, J. (2004). Focus on collaboration and the technology will follow. Distance Education Report. Retrieved January 18, 2007 from Academic Search Premier database.
Ellis, T. J., & Hafner, W. (2003). Engineering an online course: applying the ‘secrets’ of computer programming to course development. British Journal of Educational Technology, 34(5), 639-650.
Ferguson, L., & Wijekumar, K. (2000). Effective design & use of web-based distance learning environments. American Society of Safety Engineers, 28-32.
Garrison, R., Anderson, T., & Archer, W. (2000). Critical inquiry in a text-based environment: computer conferencing in higher education. The Internet and Higher Education, 2(2-3), 87-105.
Gunawardena, C. (1995). Social presence theory and implications for interaction and collaborative learning in computer conferencing. International Journal of Educational Telecommunications, 1(2-3), 147 – 166.
Gunawardena, C. N., & Zittle, F. J. (1997). Social presence as a predictor of satisfaction within a computer-mediated conferencing environment. The American Journal of Distance Education, 11(3), 8-26.
Hawkes, M., & Coldeway, D. O. (2002). An analysis of team vs. faculty-based online course development. The Quarterly Review of Distance Education, 3(4). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Hopper, K. B., & Harmon, S. W. (2000). A multiple-case study of exemplary internet courses. Education at a Distance [Online]. Retrieved January 17, 2007 from http://www.usdla.org/html/journal/SEP00_Issue/story04.htm
Houghton, W. (2004). Engineering subject centre guide: Learning and teaching theory for engineering academics. Retrieved February 28, 2008 from http://www.engsc.ac.uk/er/theory/constructive_alignment.asp
King, K. P. (1998). Course development on the world wide web. New Directions for Adult and Continuing Education, 78, 25-32. Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Ko, S., & Rossen, S. (2004). Teaching online: A practical guide. 2nd ed. Houghton Mifflin: Boston.
Koszalka, T. A., & Ganesan, R. (2004). Designing online courses: A taxonomy to guide strategic use of features available in course management systems (CMS) in distance education. Distance Education, 25(2). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Levin, J., Levin, S. R., & Waddoups, G. (1999). Multiplicity in learning and teaching: A framework for developing innovative online education. Journal of Research on Computing in Education, 32(2). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Mandernach, B. J. (2006). The evolution of online course development: From basics to bells and back again. Online Classroom. Retrieved January 18, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Melrose, S., & Bergeron, K. (2006). Online graduate study of health care learners’ perceptions of instructional immediacy. The International Review of Research in Open and Distance Learning, 7(1).
Moskai, P., Dziuban, C., Upchurch, R., Hartman, J., & Truman, B. (2006). Assessing online learning: What one university learned about student success, persistence, and satisfaction. Peer Review. Retrieved January 18, 2007 from http://findarticles.com/p/articles/mi_qa4115/is_200610/ ai_n17195969
Oblinger, D.G., Barone, C.A., & Hawkins, B.L. (2001). Distributed education and its challenges: An overview. Washington, D.C.: American Council on Education and EDUCAUSE. Retrieved September 3, 2007 from http://www.ecs.org
Oblinger, D. G., & Hawkins, B. L. (2006). The myth about online course development. Educause Review. Retrieved January 17, 2007 from http://www.educause.edu/ir/library/pdf/erm0617.pdf
Oliver, R. (1999). Exploring strategies for online teaching and learning. Distance Education, 20(2), 240-254.
Orde, B. J., Andrews, J., Awad, A., Fitzpatrick, S., Klay, C., Liu, C., Maloney, D., Meny, M., Patrick, A., Welsh, S., & Whitney, J. (2001). Online course development: summative reflections. International Journal of Instructional Media, 28(4). Retrieved January 10, 2007 from Academic OneFile.
Pitler, H. (2006). Creative Commons: A new tool for schools. Innovate: Journal of Online Education, 2(5). Retrieved February 20, 2008 from http://innovateonline.info/index.php?view=article&id=251&action= article
Ramsden, P. (2003). Learning to teach in higher education (2nd ed.). London: RoutledgeFalmer.
Rettie, R. (2003). Connectedness, awareness and social presence, 6th International Presence Workshop, Aalborg. Retrieved January 14, 2007 from http://www.presence-research.org/papers/Rettie.pdf
Richardson, J. C., & Swan, K. (2003). Examining social presence in online courses in relation to students’ perceived learning satisfaction. Journal of Asynchronous Learning Networks, 7(1), 68-88.
Rovai, A. (2002).Building sense of community at a distance. International Review of Research in Open and Distance Learning, 3(1). Retrieved January 18, 2007 from http://www.irrodl.org/index.php/irrodl/article/ viewFile/79/153
Sadik, A. (2004). The design elements of web-based learning environments. The International Journal of Instructional Technology & Distance Learning. Retrieved January 17, 2007 from http://www.itdl.org/Journal/Aug_04/article03.htm
Sieber, J. E. (2005). Misconceptions and realities about teaching online. Science and Engineering Ethics, 11(3). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Steinweg, S. B., Trujillo, L., Jeffs, T., & Warren, S. H. (2006). Maintaining the personal touch in a growing program: Strategies for establishing social presence in online classes. Journal of the Research Center for Educational Technology. Retrieved January 10, 2007 from http://www.rcetj.org/?type=art&id=79598&
Stephen, V. P., & Barford, J. A. (2005) A journey through cyberspace: Technology and course adaptation. The Delta Kappa Gamma Bulletin. Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Tu, C-H., & McIsaac. M. (2002). The relationship of social presence and interaction in online classes. American Journal of Distance Education, 16(3), 131-150.
Whipp, J. L., & Schweizer, H. (2000). Meeting psychological needs in web-based courses for teachers. Journal of Computing in Teacher Education, 17(1), 26-32.
White, C. (2000). Students and faculty respond to online distance courses at Grant MacEwan Community College. Learn Online, 27(9). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Zirkle, C. & Guan, S. (2000). The journey into distance education. Techniques: Connecting Education & Careers, 75(5). Retrieved January 17, 2007 from Academic Search Premier Ebsco database.
Apéndice
Being Successful in Online Courses: Links to Online Resources
Grossmont – Cuyamaca Community College District: Tips for Online Success: http://www.gcccd.net/online/tips_success.htm
UMBC: Tips for Online Success: http://www.cps.umbc.edu
Ivy Tech Community College of Indiana: Success Tips for Online Students: http://www.ivytech.edu/distanceed/orientation/resources/success/
EDUCAUSE Quarterly: How Students Develop Online Learning Skills: http://connect.educause.edu/
Creative Commons
Share, Remix, Reuse — Legally: http://creativecommons.org
Creative Commons in Canada: http://creativecommons.ca
Traducción al castellano: Comunidad del PENT
  • La versión en castellano de este texto es el resultado de una traducción colectiva a través de un wiki, realizado de manera voluntaria por la comunidad del PENT.
Disponible en PDF: Click aquí para descargarlo.

Congresos


2º CONGRESO INTERNACIONAL DIM-AULATIC
Ver inscritos en el Congreso virtual: http://dimglobal.ning.com/group/2congresoaulatic
Para inscribirse en el Congreso presencial, dejar un comentario en http://blogs.uab.cat/grupodim/





http://www.educared.org/certameninternacional




























































































Curso e-docentes




Data




e-learning introducción